Sicario : El día del soldado – Crítica – Una sólida secuela que no desmerece a la original

Wallpaper Sicario_ Day Of The Soldado, Josh Brolin, Benicio Del Toro, poster, 4K, Movies 785057639

Hace unos años se estrenó Sicario, dirigida por el alabado Dennis Villenueve (capaz de ofrecer fascinantes propuestas como Prisioneros o productos soporíferos como La Llegada) y que fue bien recibida por la crítica (aunque ignorada en la temporada de premios), siendo un efectivo thriller que quizás pecaba de frialdad y donde, seamos francos, lo más destacado era la escena del tiroteo y el impactante clímax. No obstante, el film me pareció bastante correcto.

La verdad es que me llevé una sorpresa cuando anunciaron una secuela, en la cual repetirían los dos personajes masculinos de la primera, prescindiendo por completo del de Emily Blunt, a la que ni siquiera se hace mención alguna en esta segunda parte. Curioso, y más en los tiempos en los que vivimos. Nada que objetar, ya que el personaje más interesante (aparte del de Brolin) era el que daba nombre al título de la película. Y sí, me refiero al interpretado por del Toro.

Pues bien, por fin he podido visionar esta secuela, la cual no recibió los mismos halagos por parte de la crítica especializada (era de esperar), aunque tampoco fue vapuleada, dejándola como una segunda parte algo inferior pero igual de contundente y ruda. Una vez vista, puedo decir que no sólo está a la altura de la anterior parte, sino que quizás la supere por un poco, ya que, sin haber quedado maravillado en absoluto, creo que estamos ante un thriller que nada tiene que envidiar al original y que cumple con lo que promete, aparte de ser ciertamente más entretenida.

400e9197-584b-11e8-8e7d-000c29a578f8

Villeneuve no repite en la dirección, dejando las riendas a un director italiano especializado en series italianas. Y vaya si se nota el cambio. El director canadiense siempre apuesta en sus trabajos por colores fríos y momentos pausados (cine de autor / independiente, para que nos entendamos), algo que a un servidor no le interesa demasiado, y menos en propuestas de este tipo. En esta ocasión los colores son más vivos y cálidos, algo que le viene de perlas a una producción que transcurre en México.

Se nota un claro interés por parte de los responsables en presentar un producto más comercial (recuerdo que esta secuela fue mucho más promocionada que la primera, que era de corte más independiente) y asequible a las grandes masas. Ninguna queja al respecto, aunque chirría un poco ese cambio, las cosas como son (y estoy seguro que es lo que no ha convencido a la crítica).

Tampoco las escenas de acción y tiroteos tienen que envidiar nada a las de la primera parte, con momentos más que solventes y logrados, aunque es cierto que la película pierde algo de interés y consistencia en su segunda mitad, justo cuando la trama cambia de rumbo. Quizás el clímax tampoco esté a la altura de las circunstancias, aparte de ser inverosímil hasta decir basta, pero eso es más cosa del guionista.

AAAABdBhIRX5eq6nY81OjGIdIHqV_WuZJgB-j3eRizij7ThLXC1NGK-nsd4k783HBPee68Ze5LQxtmQdujHOEq4x8Anwnsjh

Y es que Taylor Sheridan (también escritor de la estupenda Comanchería) ofrece una historia con demasiadas incongruencias respecto al libreto que él mismo escribió para la primera entrega. Los personajes de del Toro y Brolin no actúan con la misma firmeza y falta de escrúpulos, con una serie de decisiones que quizás nos hagan pensar si no hubiese sido mejor ofrecer una película ajena a lo anteriormente establecido y con personajes similares, ya que cuesta creer que sean los mismos vistos en el film de Villeneuve.

No obstante, se ofrece una propuesta interesante, con buenos diálogos y que mantiene entretenido en sus casi dos horas de duración (aunque con la mencionada pérdida de gas a la mitad), por lo que tampoco conviene ponerse quisquillosos.

En cuanto al reparto, destacar a los dos grandes protagonistas, con un comedido y convincente Benicio del Toro como el sicario que da título a la película, y un entregado e intrigante Josh Brolin (Thanos para los amigos), volviendo a dejar claro que está viviendo su etapa dorada en Hollywood. Se agradece que haya actores con tanto talento engrandeciendo el nivel de producciones de este estilo.

En conclusión, creo que estamos ante una secuela que no desmerece en absoluto a la original y que cumple su cometido, aunque no es ninguna maravilla y se queda en correcta sin más, como le sucedió a la primera, a pesar de ser un poco más entretenida que aquélla. Y bueno, nos dejan la promesa de una tercera parte, como si esto fuera la escena post-créditos de Bad Boys for Life o algo por el estilo. No sé hasta qué punto es necesario, pero si se mantiene el nivel, nada que reprochar. Al final acabará siendo una trilogía o saga tan atípica como entretenida. Y como ya he indicado… nada que reprochar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: