Una familia ideal – Ideal Home – Crítica – Una simpática pero insustancial comedia que tiene su mejor baza en sus dos geniales protagonistas

poster

Directamente al mercado doméstico nos ha llegado esta comedia americana de 2018, con unas críticas algo tibias y que pasó más que desapercibida en su momento. De hecho yo he sabido de su existencia por pura casualidad, y la verdad es que no deja de ser curioso, ya que sus dos actores protagonistas son el siempre entrañable Paul Rudd (bueno, menos en la fallida Mute…) y el hilarante Steve Coogan. Ambos actores son bastante reconocidos, aparte de su buen hacer, sobre todo en lo que a la comedia se refiere.

Pues bien, he visto la olvidada película y debo reconocer que, sin ser la mediocridad que quizás se podría esperar de ella, sí se entiende el poco ruido que ha hecho, ya que no deja de ser una comedia insustancial y del montón que tiene en sus dos protagonistas su mejor baza.

La dirección es bastante insulsa, ya que el director (con una filmografía con infinidad de comedias televisivas) jamás encuentra el tono adecuado, ya que no se sabe si la película quiere ser una comedia independiente (esos planos cercanos, como en el inicio del film) o una comedia con aires más comerciales y convencionales.

ideal-home-steve-coogan-paul-rudd-film

El guion también es cortesía del mismo sujeto, y la verdad es que no hay nada en ella que la haga destacar por su originalidad, precisamente. Por supuesto hay lugar para un par de gags y diálogos que obtendrán la sonrisa (pero jamás la carcajada) del espectador, pero nada realmente llamativo que haga que la película pase del aprobado justito.

Eso sí, se agradece la mala baba de algunos instantes y la ausencia de corrección política (o falta de pudor, si se prefiere) a la hora de mostrar la relación homosexual de dos hombres que se ven obligados a cuidar del nieto de uno de ellos. Algo es algo.

Se nota la gran labor de Rudd y Coogan, con dos personajes bastante complicados y que podrían haber caído en lo irritante e insufrible, pero cuya sabiduría interpretativa de ambos consigue que les cojamos cariño enseguida. Ellos son lo mejor de la película y sin los mismos estaríamos hablando de un producto muy menor. No me quiero imaginar la misma comedia con un casting menos acertado, aunque sigo preguntándome por qué dos actores de este calibre están en un producto tan olvidable como el que nos ocupa.

En conclusión, no dejamos de estar ante una simpática comedia que se deja ver, y que quizás cumpla su cometido de entretener y emocionar, pero que finalmente se queda en tierra de nadie, ya que no toca las teclas adecuadas y acaba siendo una más. Una pena, ya que los señores Rudd y Coogan merecían algo mejor. Recomendable si no tienes demasiadas pretensiones y te conformas con una comedia familiar con algún momento logrado y que intenta distanciarse del resto, aunque no lo consiga. Poco más se puede decir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: