Mi amigo Mac – Mac & Me – Crítica – La versión bastarda de E.T. es también el anuncio de Coca-Cola y McDonald’s más caro de la historia

portada

Qué decir de Mi amigo Mac (Mac & Me) que no se haya dicho ya. Quizás no os suene de nada la película y no la hayáis visto, pero se trata de una película familiar de 1988, producida por McDonald’s y que fue un plagio descarado de la popular E.T., además de un descarado intento de cosechar millones y crear una franquicia. Al final lo que se consiguió es un descalabro épico y una de las películas más defenestradas de todos los tiempos.

Teniendo el dudoso honor de cosechar un 0% en Rotten Tomatoes y calificada como la hermana bastarda del clásico de Spielberg, he de confesar que es una de las películas de mi infancia, para lo bueno y para lo malo. No me escondo, lo digo claramente. Y es que el gran problema de este film es que si lo ves hoy en día con ojos adultos, seguramente te lleves las manos a la cabeza, ya que es bastante inocente, infantil y, por qué no decirlo, decididamente bobo, siendo solamente apto para los pequeños de la casa.

Jamás negaría la mayor, que no es otra cosa que el hecho de que estamos ante una mala película, pero mala a rabiar, aunque las intenciones fueran otras, ya que McDonald’s y Coca-Cola invirtieron una gran cantidad de dinero en la película. Y vaya que si se nota. No hay escena en la que los protagonistas no sujeten una lata del popular refresco, aparte de una escena que sucede en el famoso restaurante de comida rápida y en el que no ocurre nada especialmente relevante, aparte de un baile que no viene a cuento y que provoca el sonrojo.

macandme01

Y es que no estamos ante un film al uso, sino más bien ante un anuncio de hora y media para promocionar la Coca-Cola y McDonald’s. Ni más ni menos. En cierto momento se asegura que el nombre del alien es Mac porque es una misteriosa y absurda criatura. Nada más lejos de la realidad, ya que ese nombre es por la compañía número uno en hamburguesas. Que no os engañen.

Debo reconocer que bebo mucha Coca-Cola y consumo de vez en cuando la comida del citado restaurante, por lo que la artimaña publicitaria me causa más simpatía que otra cosa, aunque entiendo que haya más de uno que levante la ceja. Lo que sí que jamás entenderé es a quién diablos se le ocurrieron esos diseños de los aliens protagonistas, ya que son más feos que una nevera por detrás, dando más miedo que otra cosa, sobre todo los miembros adultos. Ya os adelanto que no arrasaron en venta de merchandising.

Y mira que (seamos sinceros) el entrañable extraterrestre de la película de Spielberg tampoco era míster universo, pero es que los de esta película claman al cielo, con un diseño entre descuidado y tétrico. Te los intentan vender como seres bondadosos y pacíficos, pero yo me encuentro a uno de estos en el desierto o en el supermercado (como sucede en el film) y echo a correr en nanosegundos.

Mac-and-Me-1988-featured

No obstante, este hecho es lo que hace más mítico el desastre que supuso la producción, siendo una película recordada y de culto por todo lo que salió mal más que por otra cosa. Y es que el único problema no son los diseños de los aliens o que sea un escaparate caro de dos importantes marcas, ya que podemos añadir claramente una dirección descuidada o un guion perezoso (es una copia descarada del film del bueno de Steven) y muy flojo.

Respecto al reparto, aunque no ofrecen actuaciones lamentables y bochornosas tampoco vais a verlo en ninguna entrega de premios. A los actores infantiles se les ve a gusto y entregados y los adultos cumplen la papeleta sin más. Y eso es todo lo que se puede decir al respecto.

De la banda sonora no puedo decir absolutamente nada malo, ya que es cortesía del genial Alan Silvestri, responsable de la música de la trilogía de Regreso al futuro o de Los Vengadores. Casi nada… El por qué estuvo involucrado en este proyecto es un misterio por resolver. Bueno… también que de algo hay que comer, y más en esos tiempos que no tenía el mismo renombre que en la actualidad.

McDonalds-Restaurant-in-Mac-and-Me-2

Y ojo, que al final de la cinta se nos amenaza con una secuela, la cual, por supuesto, jamás llegó. Ahí es donde se ven claramente las intenciones de los “genios” que estuvieron detrás de una de las peores películas de la historia, pero de la que es imposible que un servidor reniegue. Llamadlo cariño, nostalgia o inconsciencia, pero yo siempre la llevaré en mi corazón… aunque sea un sponsor de noventa minutos.

En conclusión, estamos ante un producto mercantil sin mala intención que siempre será recordado como una suerte de serie Z que jamás debería haber existido pero que para quien esto escribe no deja de ser un producto entrañable, inofensivo y que si lo viste de pequeño es casi imposible no llevarla en el corazón. Juega en otra liga, pero se la quiere igual. Eso es todo…

Ah sí, se me olvidaba… la película nos regaló una de las frases más míticas y fabulosas de la historia, y que es ya un legendario meme. Y sí, me refiero a: ¡LAS PAJAS, ESO ES!

Historia de la cultura popular, se mire por donde se mire.

Mac and Me Movie Poster Screen Print by Marc Schoenbach x Bottleneck Gallery

getfluence.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: