El plan – Crítica – Una interesante tragicomedia con un brillante reparto

maxresdefault

Antonio de la Torre y Raúl Arévalo me parecen dos de los mejores actores del panorama cinematográfico actual. Eso y las positivas críticas me han animado a darle una oportunidad a esta cinta independiente que pasó sin pena ni gloria por las salas de cine, como suele ocurrir con el 90% del cine español. Lo digo de nuevo, el futuro de nuestro cine son las plataformas digitales. 

El caso es que estamos ante una adaptación de una obra de teatro, y vaya que si se nota, ya que toda la acción acontece prácticamente en un piso, con solamente tres protagonistas y donde divagan sobre temas existenciales, además de afrontar sus problemas como pueden, ya que son tres hombres de mediana edad que están en paro y con un supuesto plan que tiene todas las papeletas para salir mal.

Y eso es la película, una sucesión de discusiones entre los personajes, con una serie de situaciones que se van superando una tras otra. Y seguramente en este punto algunos os preguntaréis dónde está la gracia de la película. Pues, obviamente, en sus diálogos (además de en las actuaciones), los cuales están bastante acertados, generando la sonrisa en el espectador en algunos momentos, siendo especialmente memorable el del bar (narrado por un brillante Arévalo, como suele ser costumbre).

1366_2000

De la dirección poco se puede rescatar, ya que supone un debut y se nota el poco presupuesto, siendo un film de marcado corte independiente pero sin caer en el error de aburrir al personal, gracias a situaciones frescas y donde no hay mucho tiempo para el respiro en su ajustada hora y diez minutos. La verdad es que es un acierto que hayan decidido no meter relleno innecesario, ya que la película se pasa como un suspiro y nunca hay lugar para el aburrimiento, lo cual se agradece.

Respecto al reparto, tenemos a unos inmensos Raúl Arévalo y Antonio de la Torre (quizás el primero un poco más sensacional que el segundo), en dos papeles nada sencillos y aportando carisma a sus actuaciones. Sin ellos esto no hubiese sido lo mismo, eso seguro. Mención especial a Chema del Barco, actor que no conocía y que está bastante correcto, con un personaje también complejo, pero que no llega a la espectacularidad de sus dos compañeros, los cuales se nota que están mucho más experimentados. Que no hayan nominado en los anteriores Goya a ninguno de ellos es denunciable.

En conclusión, no estamos ante ninguna maravilla ni va a revolucionar el mundo del cine, pero sí es una propuesta humilde, reflexiva y, sobre todo, sorprendente. Si la habéis visto entenderéis a qué me refiero. Y hasta aquí puedo leer. Un debut más que interesante y recomendable con tres actores en estado de gracia. Mereció mejor suerte (y alguna nominación).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: