Da 5 Bloods : Hermanos de armas – Crítica – La nueva película de Spike Lee tiene buen arranque pero se desmorona por completo en su segunda mitad

da-5-bloods-trailer

Spike Lee fue un antaño aplaudido director, el cual suele hacer más ruido por la polémica (le encanta ir de transgresor) que no por sus logros en el cine. Para un servidor, no es ningún genio, y a su filmografía me remito, donde sólo destacaría películas estimables (aunque no fabulosas) como Una mala jugada, Plan Oculto o, la mejor de todas ellas, La última noche (la reciente Infiltrados en el KKKlan mejor la dejamos aparte, no por mediocre, pero sí por sobrevalorada a más no poder).

A pesar de mi desconfianza ante el popular director, tenía ganas de visionar su última propuesta, anunciada a bombo y platillo y que es un film exclusivo de Netflix. Las críticas han sido más que positivas, y es que la película ha llegado en el momento justo, cuando los Estados Unidos están más agitados que nunca (al menos en los últimos años) y donde no aplaudir un film de estas características podría ser visto como un acto de inconsciencia o algo mucho peor.

Afortunadamente yo no me dejo llevar por los sentimientos generalizados del momento (todo lo del caso Floyd se habrá olvidado, desgraciadamente, más pronto que tarde, recordad mis palabras) y valoro las cosas por lo que son. Y es que no me dejan de sorprender las opiniones tan entusiastas que ha recibido lo último de Lee (90% en Rotten Tomatoes), cuando realmente estamos ante un film caótico, fallido, excesivamente largo y más rudimentario de lo que se pretende. Pero vayamos por partes.

Da-5-Bloods-1

La película tiene un arranque fabuloso, gracias a sus coqueteos con la comedia y el buen rollo que transmiten los personajes, con hilarantes conversaciones y debates sobre Donald Trump y el racismo. Lamentablemente hablamos de menos de una hora de las dos y media que ocupa el film, siendo un espejismo, ya que el bueno de Spike pierde el rumbo en la segunda mitad, justo cuando los protagonistas pisan la jungla de Vietnam y se embarcan en su misión, haciendo gala de unos excesos que arquearán la ceja de más de uno/a y que donde todo es demasiado caótico y banal.

La dirección de Lee es tan correcta como insustancial, por mucho monólogo a cámara que intente meter con calzador. Tiene ideas interesantes, como filmar los flashbacks en la guerra de Vietnam como si de una película de la época se tratase (y transmitiendo esa sensación) o la decisión de mantener a los veteranos actores en sus roles del pasado, sin recurrir a buscar a actores jóvenes que cubran esa papeleta, en un recurso que quizás chirríe a algunos espectadores, pero que ayuda a no perderse en la historia. Siempre es mejor que escoger actores que no se parezcan en nada a sus versiones más adultas, lo cual sucede más a menudo de lo deseado (aparte del consabido ahorro en casting).

Uno de los grandes errores es la inexplicable duración de dos horas y media en una historia que se podría haber contado perfectamente en cien minutos, pero si algo tienen los directores clásicos y de antaño (como Lee) es que no respetan los nuevos tiempos, haciendo que la película sea bastante tediosa, aunque sin llegar nunca a aburrir (lo cual es un logro). Hay demasiadas subtramas y momentos que se podrían haber eliminado, y la película no se habría resentido en lo más mínimo, la verdad.

Da-5-Bloods-First-Look-Embed01

Y es una pena que todo se derrumbe a la hora de duración, ya que creo que le habría venido de perlas al proyecto ser una tragicomedia sin mayores complicaciones y que buscase la reflexión en el espectador. Por el contrario, nos encontramos con una cinta que no sabe muy bien qué quiere ser (empieza siendo comedia y luego drama, para acabar siendo de acción, cuando no era necesario) y acaba siendo un producto fallido, bastante olvidable (acaba recordando a un telefilm de sobremesa) y ciertamente pretencioso, quedándose en tierra de nadie.

Tampoco entiendo muy bien el mensaje de la cinta, ya que la crítica al racismo se ha llevado a mejor puerto en films muy superiores al que nos ocupa, y uno no sabe muy bien si se quiere criticar la guerra de Vietnam y las barbaries que se cometieron allí, el desprecio a los soldados negros (los cuales tenían que estar en primera línea) o al racismo que, lamentablemente, sigue habiendo en la actualidad en USA (de ahí los acertados dardos a Trump). Se quieren tocar demasiados palos, y al final queda algo confuso, la verdad.

Por otro lado, se agradecen las imágenes y vídeos de archivo (aunque no era necesario ver muertes reales…), que aportan documentación interesante y necesaria para el espectador, pero hay ocasiones en las que parece que algunos hechos estén metidos con calzador, como le sucedió a otro reciente film de Lee en su final. Tampoco dice mucho de la película que nos ocupa que de lo más destacable del mismo sea algo ajeno al cineasta… Ahí lo dejo.

Chadwick-Boseman-Da-5-Bloods

En cuanto a los personajes, no están demasiado bien dibujados, siendo el máximo protagonista el personaje interpretado por Delroy Lindo, el cual eclipsa completamente al resto, siendo algunos meras comparsas que aportan bien poco a la trama. Demasiados personajes (sigo sin verle lógica a la francesa y sus amigos) para una historia que debería haberse centrado en los cuatro veteranos, ya que dos de ellos apenas tienen minutos para lucirse.

Y hablando de Lindo, se nota su esfuerzo y entrega en un personaje completo y repleto de excesos (tiene una evolución forzada). La verdad es que echaba de menos a este genial actor, eterno secundario y del cual me alegro que protagonice un film, aunque sea coral (o eso nos quieren vender). También se pasean por ahí unos convincentes Jean Reno y Chadwick Boseman (Black Panther para los amigos), cuyas apariciones son demasiado breves y acaban siendo más que desaprovechados por el director.

Por último, la banda sonora tiene grandes momentos (sobre todo en las escenas de Vietnam, que son menos de las deseadas), pero se abusa de ella en no pocos momentos en los que no era necesaria, como en conversaciones tranquilas o en momentos de tensión. Una mala decisión (otra más) por parte del director.

Al final tenemos un film del montón, rudimentario y que no está a la altura de los mejores trabajos de Spike Lee, y que ahora está siendo aplaudido por razones contrarias a su calidad, pero que en un tiempo todos habremos olvidado. Una lástima, porque la película tiene una media hora inicial estupenda. Qué pena que a Lee se le suela ir la mano de esta forma tan estrepitosa. Otra vez será.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: