The Last of Us – Remasterizado – PlayStation 4 – Crítica – Un clásico imperecedero y uno de los mejores juegos de la historia

The-Last-of-Us3

En breves nos llegará una de las secuelas más esperadas del panorama de los videojuegos, que no es otra que la segunda entrega del imperecedero The Last of Us. Obviamente os traeré análisis a la web cuando haya finalizado dicha secuela (y que voy a adquirir el día de salida, por supuesto), pero ahora es el momento de hablar del clásico de 2013. Tan solo han pasado siete años, pero parece mucho más…

El caso es que en su momento ya finalicé esta fabulosa obra, dejándome una huella imborrable, gracias a su increíble historia (que conviene recalcar que tampoco es nada que no hayamos visto antes, pero tiene su propia identidad), sus sobresalientes gráficos, la perfecta combinación de terror, drama y aventuras y, sobre todo, a sus dos fascinantes protagonistas.

Debo reconocer que por falta de tiempo (no por otra cosa), no suelo volver a rejugar videojuegos que ya he finalizado, pero con la inminente llegada de The Last of Us: Part II, he creído oportuno volver a un mundo tan amargo como intenso. Y qué mejor forma que con la remasterización que Naughty Dog (el estudio, responsable también de la excelente saga Uncharted, de hecho la cuarta parte es mi videojuego favorito ever), nos trajo hace un tiempo y que ahora mismo se puede conseguir a precio más que económico y ajustado, como he hecho yo.

The-Last-of-Us-Ellie-game_1920x1080

A pesar de tener la versión de PS3, me he aventurado a adquirir esta remasterización por dos claros motivos: uno, la clara mejora gráfica, ya que si quería volver a jugar al videojuego qué mejor que hacerlo con gráficos acordes a los tiempos que corren (aunque creo recordar que los de PS3 ya eran bastante espectaculares); la otra, que viene incluida la precuela protagonizada por Ellie, a la que todavía no había tenido oportunidad de jugar. Ya he puesto remedio a esto último, por fin.

Dicho todo esto, me meto ya de lleno en el meollo de la cuestión, analizando lo que me pareció en su momento prácticamente una obra maestra y que, siete años después, me lo sigue pareciendo, siendo uno de esos juegos míticos que merece la pena rejugar. Y eso es algo que no puede decir cualquiera.

Empecemos por los gráficos, los cuales son impresionantes y no tienen nada que envidiar a producciones actuales que se las dan de innovación técnica (vende humos, lo llaman en mi pueblo…). Se nota el trabajo que ha habido detrás, no siendo una mejora al uso para estafar a los incautos compradores (como suele suceder demasiado en el mundo de los videojuegos).

The-Last-of-Us

Las cinemáticas son espectaculares, con un nivel asombroso. Si me dicen que el videojuego sale por primera vez al mercado, tal cual, en este año 2020 me lo creería y pensaría que es una versión impecable, por lo que se agradece el estupendo trabajo de las personas que hay detrás, justificando la nueva compra si ya tenías el videojuego, como es el caso de un servidor.

Atención a los hermosos paisajes que pueblan el juego, haciendo que haya belleza en una historia tan cruda y violenta como la que nos ocupa. Y hablando de violencia, también se agradece que los responsables no hayan escatimado en litros de sangre y en mostrar la crudeza de ciertas muertes, siendo un juego decididamente arriesgado y adulto, no apto para todos los paladares (por no decir estómagos).

Una vez comentados los magníficos gráficos de los que hace gala el proyecto, pasamos a la jugabilidad y el sonido, de los que se puede decir exactamente lo mismo. La primera es más que intuitiva y sencilla, no siendo nada confusa, al contrario que otras producciones, donde cuesta coger el punto al control de armas, disparo y demás maniobras. Por otro lado, no queda nada forzado el componente cooperativo ya que, si bien es cierto que el videojuego es para un solo jugador, el hecho de tener que ser dos personajes (y que uno de ellos no sepa nadar) nos obliga a realizar y resolver una serie de puzzles (aunque más bien los llamaría “problemas por el camino”) para poder seguir avanzando en la historia.

Y es que el juego no se limita a ser un “mata-mata” de toda la vida, sino que tiene sus acertadas pausas, dando merecidos respiros a los jugadores, los cuales lo agradecerán después de haber sido atacados por hordas de temibles seres. Mención especial a la fabricación de armas, botiquines y otros utensilios, ya que los responsables no han querido hacerlo confuso y han ido sobre seguro, y la verdad es que se agradece, ya que en otros videojuegos de la misma índole se te van las ganas de fabricar nada…

The-Last-of-Us-Screenshot1

Y bueno, qué decir del sonido… Los gritos de los seres que pueblan el juego son tétricos y espeluznantes, y el resto de elementos, como los disparos, pisadas y entorno funcionan estupendamente, sin chirriar en ningún momento, siendo un trabajo de diez (vamos, como en todo lo que respecta a esta genial obra).

El doblaje español es perfecto, con una serie de actores de la profesión más que reconocibles y queridos y que hemos escuchado todos en infinidad de series y películas. La verdad es que no queda más que aplaudir porque en los últimos años (aún me duele el Syphon Filter 3) se haya puesto tanto mimo en este importante apartado, ya que un mal doblaje puede arruinar una buena historia.

En ese mismo apartado tendríamos uno de los elementos más aplaudidos de la producción, que no es otra cosa que la estupenda banda sonora, cortesía del oscarizado Gustavo Santaloalla, siendo un movimiento muy inteligente el de su fichaje, ya que no sólo aporta maestría y buen hacer a la producción, sino que además su estilo musical le viene que ni pintado al videojuego. Una decisión más que acertada. Por cierto, repite en la secuela y en la futura serie de HBO.

last_of_us-2457545

Y por último, pero no menos importante (ya que considero que es la clave del éxito de la aplaudida producción), tendríamos la historia, que si bien es cierto que bebe de otras producciones apocalípticas y con infectados, no siendo su base nada original, estamos, sin lugar a dudas, ante una aventura única, gracias a sus dos protagonistas principales, siendo Joel un carismático y tenaz compañero de viaje y Ellie una entrañable y valiente superviviente, teniendo ambos una química que hace que nos emocionemos con sus conversaciones (menudos diálogos) y nos asustemos cuando están en peligro.

Conviene destacar que el gran peligro de la trama no son los infectados, algo a lo que han jugado infinidad de series y películas, pero es que el mensaje está claro: el hombre es un lobo para el hombre. Pero bueno, siempre hay un rayo de esperanza, y Ellie y Joel están aquí para confirmárnoslo.

Quizás un pero que le podría buscar al videojuego es su duración, ya que en un primer momento me pareció un juego bastante extenso y largo, pero en esta segunda visita se me ha hecho bastante más corto, aunque dura más de diez horas, que es mucho más de lo que pueden decir otras producciones (lo sé, tengo un trauma…). Por otro lado, no habrían estado de más unos cuantos momentos extra con infectados (ya que ponen los pelos de punta y son todos maravillosos), ya que los enemigos humanos hacen más acto de presencia, pero tampoco nos pondremos quisquillosos.

The-last-of-left-behind_EDIIMA20150113_0188_4

En lo que respecta a la precuela, Left Behind (protagonizada por Ellie), debo decir que es un DLC bastante correcto y entretenido, perfecto para completistas y con una historia que nos cuenta más del pasado de Ellie, así como nuevas escenas de su aventura con Joel. Quizás no lo consideraría un producto imprescindible, pero añade buenos elementos al juego y supone una buena adquisición si os ha gustado el juego original y queréis saber más de sus personajes, aparte de más momentos de tensión. Más que recomendable.

Y llegados a este punto, cabe preguntarse: ¿Estamos ante una obra maestra? Pues no creo que ninguna producción, ya sea de cine, televisión o de videojuegos sea perfecta (al menos para un servidor), pero si este videojuego no alcanza la excelencia, se queda bien cerca, estando, de lejos, entre mi top diez de mejores videojuegos de la historia (quizás os traiga un top en breves), al ser una propuesta diferente, única y rejugable. Una maravilla, oiga.

Y no puedo finalizar el artículo (lo sé, casi más largo que el propio videojuego…) sin reconocer que tengo algo de miedo ante la segunda parte (y la serie de HBO, también sea dicho) que nos llegará en breves. Quizás sea por el temor a las más que posibles decisiones drásticas que hayan tomado los guionistas y responsables para sorprendernos, o quizás todo sea más simple y en realidad me dé miedo encontrarme ante una secuela que no esté a la altura de las expectativas ni las circunstancias. Ya ha sucedido otras veces.

No sé qué pasará con esta segunda parte (y con la serie de HBO), pero lo que es seguro es que el clásico de 2013 es inmortal, por lo que si quieres volver a acercarte a esta experiencia sin igual, la remasterización de PS4 es una muy buena opción y excusa (y más si no tuviste oportunidad de jugar a la precuela) para hacerlo. No te arrepentirás, seas ya un veterano de este mundo o un debutante con ganas de vivir una gran experiencia. Si eres este último… ¿a qué estás esperando?

Un obra de arte y un juego inolvidable. Lo dicho, de los mejores de la historia.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: