Jeffrey Epstein : Asquerosamente rico – Jeffrey Epstein : Filthy Rich – Documental Netflix – Crítica – Una necesaria y efectiva radiografía sobre el poder del dinero y los monstruos sin escrúpulos

1589396265_Jeffrey-Epstein-Filthy-Rich-–-New-Documentary-Series-Coming-Soon-1027x560-1

En 2017 surgió el conocido movimiento Me Too, que fue la gran esperanza y oportunidad de infinidad de mujeres (y hombres) de denunciar los abusos que habían sufrido en el pasado o que todavía estaban padeciendo, en un movimiento sin precedentes que a día de hoy sigue dando de qué hablar (aunque en mi opinión, con mucha menos fuerza).

Todo comenzó con el infame Harvey Weinstein, el cual fue responsable de innumerables actos denigrantes contra las mujeres, como violaciones y abusos sexuales (así como amenazas para que las víctimas no hablasen) que se fueron sucediendo durante demasiados años sin que nadie dijese absolutamente nada. Si se me pregunta, creo que, desgraciadamente, todo Hollywood estaba bien enterado, pero esa es otra historia…

La que nos ocupa trata sobre el multimillonario Jeffrey Epstein, que seguramente no tengáis ni idea de quién es, pero que es bastante conocido en Estados Unidos, y no precisamente por sus donaciones supuestamente altruistas o por relacionarse con infinidad de rostros conocidos (entre ellos Harvey Weinstein o Kevin Spacey… con eso ya os lo digo todo).

thumbnail

Yo conozco la historia de este asqueroso sujeto por algunos vídeos de Internet, ya que hace un año fue noticia por motivos que no revelaré, no haciendo, desgraciadamente, mucho ruido al otro lado del charco.  Es ahora, justo un año después, cuando Netflix nos ha traído una serie documental de cuatro episodios, que parece ser que tenían preparada desde hacía tiempo, gestando una producción tan necesaria como efectiva, además de ser una oportunidad perfecta para conocer la repugnante vida de este monstruo sin alma.

Un Harvey Weinstein que no hizo tanto ruido porque no estaba relacionado con el mundo del cine, pero que prácticamente deja en pañales a la leyenda negra de aquél (no cuesta imaginar por qué eran tan amigos…). Pues bien, esta es la historia de Epstein, y os aseguro que está contada con mano maestra por parte de sus responsables, en cuatro episodios repletos de información y testimonios, que no te sueltan hasta que llega el inesperado final (aunque debo confesar que yo ya lo conocía).

Antes de comenzar cada episodio, se nos avisa de que van a haber testimonios duros por parte de las víctimas, por lo que quiero dejar bien claro en esta crítica que no es un documental nada sencillo, siendo de complicada digestión y donde el corazón se te hace añicos cada vez que una de las supervivientes relata sus encuentros con esta escoria de ser humano (si es que se le puede llamar así).

jeffrey-epstein-documentary-netflix

Hablamos de un pederasta que no sólo violaba a las menores, sino que encima traficaba con ellas, creando una red de tráfico de menores que le hizo ganar muchos contactos y dinero con el que luego se libraba de cualquier acusación, a golpe de talonario e influencias. Que el mundo estaba podrido ya lo sabíamos casi todos, pero no está de más ver un caso tan real y tan surrealista al mismo tiempo.

Lo sé, os suena a película de Hollywood, pero os aseguro que estamos ante uno de esos casos donde la realidad supera a la ficción, ya que cuesta asimilar el nivel de podredumbre y corrupción que hay en todos los organismos habidos y por haber, comenzando por el Gobierno de los Estados Unidos (y nombro este país porque es donde suceden los hechos, pero esta afirmación valdría casi en cualquier otro).

Por cierto, no quiero revelar demasiado, pero es impresionante ver la relación de amistad de este impresentable con figuras como Bill Clinton (ex-presidente demócrata) y Donald Trump (actual presidente republicano). No creo que las acusaciones y las sospechas que han planeado sobre estos dos políticos (y sobre Hillary Clinton, con una “leyenda” sobre anillos de pederastia que circula por las redes desde hace años…) sean casualidad, y más viendo el nivel de amistad que había entre todos ellos. El por qué Trump sigue siendo presidente después de todo el estercolero que oculta a sus espaldas es un misterio que dudo que podamos resolver en la vida.

15441088032701

No es una historia fácil, por lo que es mejor que el espectador se acerque sin saber apenas nada de la historia de este magnate, que tenía a todos los famosos y políticos comiendo de su bolsillo, y que a medida que avanza la historia comprendes el por qué. Y hasta aquí puedo leer, ya que seguir dando mi opinión sería revelar demasiado, aparte de que el giro “final” es tan rocambolesco que es mejor descubrirlo por uno mismo (ni en un film de ficción, oiga).

Es mejor que os adentréis por vosotros mismos en este más que recomendable documental, el cual supone una radiografía tan fascinante como efectiva de un absoluto monstruo, que jamás sintió ninguna lástima por las víctimas a las que destrozaba la vida y que hubiese seguido con sus atrocidades si el movimiento Me Too no le hubiese parado los pies, gracias a las denuncias de unas valientes que lucharon durante más de una década para que este animal diese con sus huesos en el lugar que le correspondía.

Al final el mensaje está claro. Vivimos en un mundo injusto, donde los ricos hacen lo que les da la gana sin que nadie les tosa. En el momento que dejemos de mirar a otro lado y comencemos a tomar cartas en el asunto, es cuando se acabará con el problema. Aunque cabe preguntarse, ¿es eso posible? Afortunadamente, este impactante documental nos demuestra que los tiempos están cambiando y que hay luz al final del túnel, aunque el camino no sea nada sencillo. Y todavía queda mucho por recorrer.

jeffrey-epstein-filthy-rich

Necesitamos más documentales como el que nos ocupa y necesitamos más fuerza y unión en un movimiento tan histórico y necesario como el Me Too. Os aseguro que esta sensacional serie documental ayuda a concienciarse todavía más con el mismo, siendo de visionado imprescindible.

Y es que el mundo está lleno de Epsteins, alimañas despiadadas que se creen impunes ante la ley y siguen usando a las personas como si fuesen su maldita mercancía. ¿Hasta cuándo?

“Lo único que necesita el mal para triunfar es que las personas buenas no hagan nada”

No hay más que añadir.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: