MasterChef 8 – Programa 4 – Saray es por fin expulsada, confirmándose como la peor concursante de la historia del programa

maxresdefault (3)

Review programa 5

Pues aquí estamos, comentando otro programa de la interesante y polémica octava edición de MasterChef, la cual ya se intuía  por el adelanto de la semana pasado como un cuarto programa con turbulencias. Y vaya si las hubo, de hecho más que nunca, y todo por culpa de una persona que ya apuntaba (malas) maneras… pero no adelantemos acontecimientos.

En la primera prueba llegó como gran invitado el maestro Christian Escribà, el cual trajo una manzana de chocolate (o chocolate con forma de manzana rellena con compota de manzana, como se prefiera) que dejó a los concursantes tan fascinados como asustados. Parecía que iban a tener que replicar el complicado postre, pero finalmente los jueces les confirmaron que querían postres hechos con frutas que evocasen el pasado de los participantes.

De la prueba destacar que todos lo dieron prácticamente todo… excepto Saray que, una vez más, no hizo nada, demostrando sus ganas de televisión y fama y su nulo talento para la cocina… y para el buen gusto. Jordi Cruz se lo fue advirtiendo durante el cocinado, que hiciese más, y no hubo forma. Y claro, llegó el momento. Que no fue otro que el choque entre los jueces y la impresentable de Saray, demostrando la falta de educación de dicha persona y que es una vergüenza de concursante, además del gran error de casting de este año, sin excusas ni debates de ningún tipo (no me creo que alguien defienda esa actitud… imposible).

La susodicha se puso chula (qué sorpresa) y Jordi le dio un más que merecido delantal negro para, a continuación, invitarla a que se fuese a su casita por la puerta de atrás. Lamentablemente, el hambre de tele de Saray hizo que se tragase su orgullo (estoy seguro que no fue fácil para ella) y se quedase ahí plantada, después de dar las peores contestaciones en la historia del concurso. Lo de la peor actitud viene luego…

maxresdefault

Atención a su comentario de “ahora que voy a hacer en la prueba de exteriores si ya voy a eliminación”. Vamos, que le importan sus compañeros menos que nada, demostrando todavía más (si es que eso es posible…) lo terrible persona que es. Asqueroso.

Y sí, sobra decir que, con permiso de Gonzalo y Silene, estamos ante la peor concursante de la historia del concurso… pero de cualquier nacionalidad. Espero que los responsables del programa tomen nota y se den cuenta de que no todo vale, y que siempre debe primar la cocina por encima del show y la polémica. Y mira que lo llevo avisando años… Al final les ha reventado en la cara.

En la presentación de platos deslumbraron los insufribles José Mari y Luna, los cuales fueron los mejores de la prueba (y por tanto capitanes de la siguiente prueba), siendo esta última la mejor del cocinado. Cierto es que es cargante como ella sola, pero últimamente está sorprendiendo con sus platos, las cosas como son. Si se estuviese un poco más calladita…

Para la prueba por equipos se fueron a Madrid, en una promoción de la popular serie La casa de papel, que confieso que todavía no he visionado, pero la verdad es que saturan tanto con ella que a uno se le van las ganas. Lo que vino a continuación fue un teatrillo un tanto vergonzoso (y me quedo corto), pero bueno, los jueces tienen que hacer el show, aunque sea para publicitar una serie (en unos exagerados e innecesarios diez minutos) que tampoco lo necesitaba, las cosas como son.

15885043827688

Dejando eso de lado, llegó el momento del cocinado… bueno, lo interrumpió, de nuevo, una nada creíble Saray, que pidió disculpas. Al menos Gonzalo (MasterChef 2) iba de frente y mantenía su insufrible postura. No aguanto a los que son chulos y ariscos y luego van con excusas y falsas disculpas, pensando que con un perdón aquí no ha pasado nada, y Saray no es la excepción.

Luna, al ser la mejor de la prueba anterior, tuvo el privilegio de escoger a sus compañeros, y la verdad es que no pudo tener peor ojo (se quedó con Saray…), deshaciéndose de Alberto porque no le hace caso. Lo que se llama un despecho de toda la vida. Ésta se ha equivocado de programa, por muy bien que cocine…

Por otro lado, José Mari se encargó del otro equipo, con unas ganas de mandar exageradas. Tampoco lo voy a juzgar (al fin y al cabo estamos en un concurso basado en la competitividad). Y para seguir con la cargante promoción de La casa de papel, los jueces se inventaron que los concursantes tuviesen que cocinar con menos elementos e ingredientes desde el comienzo. Pues vale…

Y con el tema de los furgones, los ingredientes, los instrumentos de cocina y demás se generó el conflicto (que no nos vamos a engañar, es lo que buscaban). Y es que hubo un KnifeGate, ya que el equipo de Luna consiguió los cuchillos y ésta no quiso compartirlos con el equipo rojo, por mucho que éstos se lo pidieron.

maxresdefault (1)

En defensa de Luna diré que me pareció (repito, me pareció) que los jueces no explicaron correctamente las reglas del tema de los furgones, y por eso Luna no quiso compartir los cuchillos, por mucho que Jordi le dijese que ese gesto no hablaba muy bien de ella. Tampoco el orgullo de José Mari, el cual se negó posteriormente a aceptar los cuchillos, siendo ambos capitanes reprendidos por los jueces. Es lo que sucede cuando te inventas chorradas con la única excusa de publicitar… sí, la dichosa La Casa de papel.

Y el cocinado prosiguió dejando bien patente que Luna no dio la talla como capitana, debido a los nervios de la concursante, incapaz de mantener la calma en ni un solo instante. Se va a cargar su concurso por “intensita”. Y José Mari iba decidido a comerse el mundo y la prueba, pero tampoco… Por mucho que se quiera tanto a sí mismo. ¿El resto? Pues una vez más Saray haciendo como que trabajaba (debe pensar que somos gilipollas) y un equipo claramente mejor que el otro. Lo dicho, Luna y su ojo al escoger…

Se mascaba la tragedia, es decir, las valoraciones de los jueces, y así fue (bueno, también Jordi lo adelantó… y este hombre no da puntada sin hilo). Le dejó bien claro a Luna lo mal capitana que fue… que lo fue, las cosas claras. Pero su equipo (el azul) tampoco estuvo a la altura (un par de excepciones, si acaso).

José Mari no tiene abuela, y cuando el juez Pepe le preguntó que nota se ponía como capitán, dijo un ocho. Se nota que está encantado de haberse conocido y su suerte fue que la capitana del otro equipo fue mucho peor. Eso y que su equipo se entregó y dio la talla. Sin más.

jordi-cruz-samantha-vallejo-nagera-y-pepe-rodriguez-jurado-de-masterchef-en-el-plato-de-la-casa-de-papel.r_d.2577-1524-1527

Sobra decir que el equipo ganador fue el rojo. Cero sorpresas. El equipo azul se fue directo a la prueba de eliminación… junto a Saray. Y sí, volvió a haber polémica entorno a ella en la prueba de expulsión. A Teresa se le preguntó algo respecto a su victoria, y Saray ya tuvo que poner caras. No entiendo porqué se tiene la necesidad de preguntarle algo a esta señorita, pero Samatha procedió y claro, se lío de nuevo.

Teresa vio el momento oportuno de hacerle una pregunta, sobre si era educadora social (algo muy discutido en las redes sociales, por cierto), en clara alusión a su falta de educación (pobres críos como sea verdad que lo es, que espero que no) y, cómo no, Saray saltó a la defensiva y con esa carencia de modales que tanto la caracteriza. Al final los únicos culpables son los jueces (o los responsables del programa), que no paran de buscar polémica cuando ésta no es necesaria.

Y hablando de polémica, como Andy fue el mejor de la anterior prueba, tuvo la opción de salvar a los delantales negros (menos a Saray, por fortuna) y a él mismo, o por el contrario bajar a las cocinas a sus compañeros de equipo con el delantal blanco. Era obvio que iba a elegir lo segundo, y por ello fue más que criticado, ya sea por éstos o por las redes. Misión cumplida.

Realmente hicieron esto porque los jueces ya daban a Saray por expulsada, porque el hecho de exponer a los mejores de la prueba anterior en la eliminación era una injusticia a todas luces. Jugaban sobre seguro.

maxresdefault (2)

Y esperad, que la historia sigue. De nuevo, al pobre Andy le endosaron el reparto de minutos. Que no digo que no lo disfrute (porque es un estratega de cuidado), pero en realidad es otra excusa para dejarle como el villano, algo de lo que se están haciendo eco las redes. Yo discrepo, y más cuando el programa manipula para etiquetarlo como tal.

Y en el cocinado de los que se jugaban su permanencia en el concurso (de nuevo, los delantales blancos, por mucho que cueste creer), tenían ingredientes en base a los precios que se les indicaban en las cajas, con Andy repartiendo los minutos.

Me fascina que Iván vaya de caballero andante, indignado con la actitud de Andy, cuando él hubiese hecho exactamente lo mismo. Que compre su discurso quién quiera. Por cierto, un acierto que Andy fuese a perjudicar a Saray para que fuese la expulsada. ¿Os imagináis la convivencia con ella (recordar que todos los concursantes conviven bajo un mismo techo)? Pues eso, algo más que lógico.

Y de nuevo, cero sorpresas. Por muchas disculpas falsas que diese en la anterior prueba, Saray recalcó lo evidente, que es un personaje insufrible y, de lejos, la peor concursante de la historia del programa, siendo su emplatado una falta de respeto que haría palidecer al León come gamba (que realmente no dejó de ser un plato fallido sin mala intención).

5557368

La susodicha se limitó a poner la perdiz encima del plato, cruda y sin desplumar. Jamás se había visto algo similar y, os lo juro, en la vida hubiese imaginado algo así ni en la peor de mis pesadillas. Asco es poco, y más teniendo en cuenta la cantidad de gente que se ha quedado fuera.

Ya lo dije en mi review del primer programa de esta edición… Saray apuntaba a error de casting, y se ha confirmado programa tras programa, cuando debió ser la primera expulsada… bueno, qué digo, jamás debió entrar cuando lo único que buscaba era tele, y su actitud y su nula base para la cocina lo han demostrado bien pronto.

No puedo olvidar cuando Pepe pidió disculpas por el fichaje de Noé (MasterChef 1), siendo una valoración que a día de hoy me sigue pareciendo injusta, porque, si a un concursante que sí se lo tomó en serio y dio lo mejor de sí, sí se le dijo eso, ¿qué se le puede decir a Saray? No hay disculpas en el mundo que justifiquen todo lo que hemos tenido que sufrir como espectadores, por mucho que los jueces entonasen el mea culpa. Aunque es obvio que los responsables del concurso también han tenido algo que ver.

Y las valoraciones al resto de concursantes no tenían mucho suspense, ya que era obvio quién se iba a ir. Lo llevo deseando desde el programa dos, y por fin ha sucedido. No merece la pena dedicar más minutos a una persona tan despreciable, pero sólo espero que Telecinco no caiga en la trampa, aunque lo dudo mucho…

Creo que los jueces fueron demasiado correctos… (aunque escuchar a Jordi cabreado fue un gustazo) pero es que poco más se podía añadir a algo semejante. Mejor no darle más minutos… Uno de los momentos más vergonzosos de la televisión de este país, que ya es decir. Y nada, a seguir con el programa de cocina, repito, de cocina, que es lo que tendría que ser. No más errores así, por favor.

Hasta nunca, Saray. Cierra al salir… impresentable.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: