Trolls 2 : Gira mundial – Trolls World Tour – Crítica – Una innecesaria secuela que no está a la altura de la primera entrega

portada

En 2016 se estrenó una adaptación (si se puede llamar así) de los populares juguetes que hicieron furor hace tantos años, que no son otros que los entrañables Trolls. Pues DreamWorks nos trajo una cinta animada con unos coloridos personajes que poco o nada tenían que ver con las figuras de antaño.

Dejando eso a un lado (y los prejuicios ante los primeros adelantos, como los de un servidor), el estudio sorprendió al ofrecer una divertida y tierna historia, con grandes canciones, personajes tan entrañables como los originales (y obviamente con más carisma) y que, sin ser ninguna maravilla, dejaba un sabor agradable gracias a sus buenas intenciones y su carencia de pretensiones, al ser una cinta para todos los públicos tan humilde como amena.

La película tuvo críticas más que decentes (76% en Rotten Tomatoes) y fue un éxito de taquilla, y claro, cuando eso sucede (sobre todo con una película animada) todos sabemos lo que eso significa. Exacto, secuela. Pues bien, han pasado cuatro años y aquí la tenemos. La película se iba a estrenar en cines en marzo, pero debido al coronavirus ha llegado de forma doméstica a muchos hogares, siendo un tremendo éxito en los hogares que ha batido récords. Ya sabéis, los pequeños de la casa no pueden salir a calle y los padres están desesperados y deseando entretenerlos para tener un respiro. Fórmula infalible.

Trolls-World-Tour-Foto-Archivo

En esta ocasión, la secuela ha tenido también unas críticas positivas, aunque sin alcanzar el nivel de la primera parte (68% en la película que nos ocupa), y la verdad es que me parece un tanto incomprensible, ya que, desgraciadamente, estamos ante una secuela muy inferior, que apenas aporta nada y que se confirma como una de esas segundas partes más que innecesarias y que desaprovecha los logros de la anterior entrega.

La animación es estupenda, sin alcanzar los logros de Pixar (eso es imposible), pero sorprendiendo con no pocas escenas, siendo una cinta muy muy muy colorida. He hecho énfasis en el muy porque seguramente algunos vomiten arcoiris y purpurina al finalizar el visionado, y más si no están habituados a este tipo de productos infantiles y animados. Muchos/as la van a disfrutar sin tapujos, como es mi caso, ya que la película es esto, sin más, y en eso no se traiciona a sí misma.

Y ya que hablamos de cosas positivas, destacar su estupendo soundtrack, con unos fabulosos mashup (es decir, combinación e integración de canciones entre sí), que combinan música clásica, pop, country, funk y todos los estilos habidos y por haber (bueno, casi todos…). Se nota que la película tiene su mayor baza en sus canciones, aunque debido a eso se haya sacrificado la historia por completo.

1357018.jpg-r_640_360-f_jpg-q_x-xxyxx

Y es que toda la trama gira en torno a la música (al contrario que en la primera parte, donde era un complemento), habiendo canciones cada dos minutos, lo que provoca que los personajes tengan menos interés o directamente se desaprovechen (muchos secundarios de la primera parte apenas tienen minutos para ellos, y algunos que funcionaron muy bien ni siquiera aparecen, aunque se haga la broma en los créditos finales…).

Y es que la película tiene una trama bastante floja, insustancial y que entretiene pero no fascina, a pesar de que el mensaje que se quiere dar (sobre todo a los más pequeños) es bastante positivo y acertado (que no es otra cosa que respetar los gustos y diferencias de los que nos rodean).

Por otro lado, el guion es bobalicón a rabiar, con diálogos y personajes demasiado insípidos, con algún momento puntual en el que alguno de ellos logra destacar, pero poco más. Y tampoco es excesivamente divertida, aparte de que algunas de las mejores bromas estaban en los tráilers. Eso sí, a pesar de ser una película claramente destinada a los más pequeños (y que seguramente el público adulto tenga que sufrir) sorprende el momento de la canción country, tan valiente como tétrico. Pobres niños…

trolls-world-tour-cinta-animacion-1_124_0_599_373

En conclusión, ¿es una mala película? No lo creo, pero sí una secuela ciertamente innecesaria, bastante floja, insustancial y donde sólo funcionan algunos instantes, el mensaje que quieren transmitir y los mashups que ocupan el film. Poco más brilla bajo el sol. No obstante, y a pesar de que jamás alcanza los logros de la mucho más acertada primera parte, estoy seguro que los peques de la casa la van a disfrutar, por lo que es una gran opción para estos fatídicos días (contexto: coronavirus).

Podría haber dado más de sí, pero tampoco es una mediocridad. Eso sí, espero que si hay una nueva entrega se preocupen más por la historia y menos por asombrar con la música. Ambas cosas se pueden conseguir y el mejor ejemplo es la primera parte. No era tan complicado…

portada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: