Miedo y asco en Las Vegas – Fear and Loathing in Las Vegas (1998) – Crítica – Johnny Depp en un surrealista viaje psicodélico y alucinógeno imposible de clasificar

fear_and_loathing_in_las_vegas-268871395-large

Estrenada en 1998, dirigida por el inclasificable Terry Gilliam (con una filmografía de lo más curiosa, aunque decir que sus últimos proyectos son más que fallidos es quedarse corto) y con Johnny Depp (pre éxito Piratas del Caribe) y Benicio del Toro como grandes protagonistas, estamos ante una rareza machacada por la crítica en su momento, pero que, hoy en día, es catalogada por muchos como un clásico de culto.

Es una película que me causaba algo de pavor, al ser bien consciente de que el viaje no iba a ser sencillo, pero ya sabéis que dicen, la curiosidad mató al gato, y como adoro la década de los 90, no podía dejar pasar esta oportunidad de visionar un film del que tanto se ha hablado en los más de veinte años desde su estreno.

Pues bien, creo que la cinta no engaña a nadie, ya que estamos ante una psicodélica y alucinógena aventura (por llamarla de alguna forma), donde asistes a las locuras de sus dos personajes, a cada cual más desfasado e incontrolable, en dos exageradas horas de duración donde se suceden una sucesión de escenas bizarras por los efectos de las drogas que los dos protagonistas consumen como si fueran lacasitos. Poco hay más que rascar.

Miedo-y-asco-en-Las-Vegas-5-cosas-que-cambió-780x405

Y es que estamos ante una película que responde a la perfección sobre el qué sucede cuando te pasas con las drogas, aunque tampoco hacían falta dos horas para contarlo, la verdad (le sobran veinte minutos). Una vez termina te preguntas de qué va realmente la película, pero ya os digo que intentar averiguarlo os podría traer más de un dolor de cabeza, y sin necesidad de usar alucinógenos.

La dirección de Gilliam convence, y tiene escenas bastante originales, pero se le va la mano durante casi toda la película, y aunque el ritmo es frenético y no hay espacio para el aburrimiento, la película decae cuando los protagonistas se separan durante un tramo de la propuesta, notándose que ambos son imprescindibles, ya que se compenetran muy bien, sobre todo gracias a la buena química y buen hacer de ambos actores.

Por un lado tenemos a un histriónico e hilarante Depp (como es costumbre, ya que es lo que más le gusta), el cual ya demostraba esos tics y gesticulaciones que repetiría en su papel más popular (Jack Sparrow, para los despistados). Es más, estoy seguro de que alguien de Disney es fan de esta locura y por eso se arriesgó con el bueno de Johnny para un producto millonario. Ya sabéis todos cómo salió la cosa… (es decir, muy bien, de nuevo, para los despistados).

fear_and_loathing_in_las_vegas_still

Por otro lado tenemos a un genial y desternillante Benicio del Toro, que no se queda atrás de su compañero de reparto, y que consigue que la película se resienta durante su breve ausencia. La película son ellos dos, ya que podría afirmarse que son el corazón y el alma de la cinta. Con otros dos actores con menos tablas y menos inspirados podríamos estar hablando de un auténtico desastre.

Mención especial a la multitud de apariciones y cameos de actores y actrices que gozaban de cierto éxito en esa década. Curioso que todos y cada uno de ellos hayan quedado relegados en el olvido veinte años después. Así es Hollywood.

Y no puedo hablar del guion (adaptación de una novela), ya que prácticamente no hay trama, pero sí destacaré algunas ingeniosas líneas de diálogo y algunos momentos, pero estamos ante una de esas películas que juegan al desfase sin límite alguno, en una sucesión de escenas que no van a ninguna parte. Como ya he indicado, cuando salen los títulos de crédito no sabes muy bien qué acabas de ver.

vince-niebla-img-0753

Tampoco funciona que la película suceda en los 70, con Vietnam como telón de fondo, ya que realmente no hay una clara crítica a esa guerra y a la política del momento, y sólo recordamos que el film sucede en dicha década y no en los 90 cuando nos lo recuerdan con alguna noticia en la televisión o algún mal viaje de sus protagonistas. Un recurso que está de más y aporta bien poco, a mi juicio.

Entiendo su estatus de cult movie, porque estamos ante un film arriesgado, diferente y único, pero es una de esas bizarras producciones que no me atrevería a recomendar a nadie, porque no sé muy bien quién sería capaz de disfrutar en su plenitud de algo así… Bueno sí, alguien muy puesto…

En conclusión, una rareza de esas que es imposible clasificar, que todavía no tengo claro si me ha gustado o me ha horrorizado, a la que le sobran veinte minutos, y cuyo mayor logro es tener a unos entregados Depp y Del Toro, los cuales dan bastantes enteros al conjunto.

Si estás preparado para algo diferente, surrealista e inclasificable, y no tienes miedo a nada, quizás sea tu película. Para los que prefieren un tipo de cine más normal y controlado, ni os acerquéis. Ahora, con vuestro permiso, voy a reflexionar sobre el sentido de la vida, porque menuda película… No dejará a nadie indiferente, eso seguro.

fear_and_loathing_in_las_vegas-268871395-large

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: