McMillions – Crítica – El documental sobre la estafa del Monopoly de McDonald’s es tan interesante como excesivamente largo

1366_2000

Hace unos años el actor y director Ben Affleck mostró interés en llevar al cine la historia real de la estafa del Monopoly de McDonald’s en Estados Unidos. Así es como me enteré de esta curiosa historia y desde el primer momento tuve mucha curiosidad en la misma. El proyecto quedó paralizado y no se ha vuelto a hablar de él, dejándome en ascuas respecto a los detalles de tan apetecible historia. Afortunadamente, HBO ha movido ficha y nos ha traído a su plataforma seis episodios que componen el documental sobre dicha estafa.

Cierto es que tenía bastantes expectativas ante esta historia por el asunto que trataba, pero tampoco exigía un documental fabuloso digno de un Oscar. Lo comento porque la cosa comienza muy bien, pero todo se diluye demasiado pronto, demostrando que no han sabido condensar una historia que realmente daba para tres episodios de una hora cada uno, y no para los seis que han acabado siendo, abusando de un relleno que resta muchos enteros al producto.

mcmillions_composite_hbo

La dirección del documental cumple con creces, pero le falla el ritmo, ya que el primer episodio es el más efectivo junto a los dos últimos, siendo el ecuador de la serie bastante endeble y algo aburrido, al centrarse en tramas dignas de una telenovela que la verdad que daban para menos minutos de los que al final son.

Es cierto que al final todo cobra sentido y hay algunas sorpresas, pero deberían haber cortado ciertos elementos (entrevistas a familiares de los implicados, que realmente no aportan nada) para hacerlo todo mucho más ameno. Y es que si estuviéramos ante un documental de tres horas, con las partes más importantes y claves, y que va directo al meollo de la cuestión, estaríamos hablando de una propuesta estupenda y efectiva, y al final se ha quedado en interesante y curiosa sin más, debido a los problemas comentados.

También es erróneo que se apueste (de forma más que acertada) por el humor en el primer capítulo (sobre todo gracias a cierto personaje, que aparece menos de lo esperado) y se renuncie al mismo en los siguientes episodios, siendo todo más gris y dramático, olvidando por completo lo que realmente importa, que es la estafa a McDonald’s, y centrándose en historias triviales que realmente no aportan al conjunto.

1

Creo que si se hubiesen centrado en apostar por los elementos cómicos e imposibles de la surrealista trama todo habría sido más ameno y entretenido, ya que si algo faltan son documentales divertidos y diferentes.

A pesar de esos importantes peros, el documental es recomendable si se tiene curiosidad sobre el asunto, y la verdad es que es una de esas rocambolescas historias que merecen ser contadas, siendo un acierto en su comienzo y final, pero perdiendo garra demasiado pronto.

En conclusión, un documental que se deja ver, pero si no te atrae el asunto tampoco se te ha perdido nada. Una propuesta curiosa, interesante y entretenida que podría haber dado mucho más de sí. Mejor quedarse con lo bueno.

1366_2000

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: