El destino de Júpiter – Jupiter Ascending – Una boba aventura espacial tan insustancial como olvidable

unnamed

Las hermanas Wachowski no me han aportado nada cinematográficamente. No soy un gran fan de su película más aplaudida, por no decir la única, que no es otra que el clásico de culto The Matrix (1999). Esos aplausos se les fueron de las manos con sus dos secuelas, a modo de trilogía, debido a una segunda parte tan divertida como de usar y tirar, y una tercera que es mejor relegar al olvido de lo penosa que es.

Después nos atormentaron con Speed Racer, que es uno de esos desastres que ya nadie recuerda (yo lo he hecho, lamentablemente, al hacer esta crítica… qué dolor). Después decidieron derrochar más dinero (porque no fue precisamente barata) con Cloud Atlas, que todavía no he tenido la oportunidad de ver y, finalmente, nos trajeron la cinta que nos ocupa, El destino de Júpiter. Por cierto, ahora amenazan con una innecesaria cuarta parte de Matrix. Tiemblo…

¿Y qué sucedió con El destino de Júpiter? Estrenada en 2015, fue un estrepitoso fracaso de crítica (la machacaron sin piedad) y público, siendo un descalabro taquillero al haber costado la friolera de 175 millones y habiendo recaudado mundialmente prácticamente eso. Si añadimos el marketing las cuentas no salen, siendo más que evidentes las pérdidas para Warner Bros, que no se cansan de ceder a los caprichos de las hermanas y decirles que sí a todo, cuando han demostrado, con creces, que lo de The Matrix fue un espejismo, y que no tienen ni idea de qué cojones hacen (y más con el dineral que gastan en cada proyecto fallido que realizan).

JUPITER ASCENDING

En fin, una vez hecha la introducción debo decir que tenía curiosidad por ver si las críticas estaban en lo cierto (Netflix me lo ha puesto en bandeja, ya que forma parte de su catálogo), ya que siento una atracción desmedida por este tipo de productos fallidos, digna de estudio por el maldito Freud, porque la verdad es que no es normal. Siempre tengo que rescatar del olvido películas malditas y comprobar en mis propias carnes si estamos ante un desastre absoluto. Y la verdad… nunca aprendo.

Porque sí, estamos ante un producto de ciencia ficción con algunos elementos interesantes, pero que en realidad hace aguas por todos lados, debido a la infinidad de problemas que se aprecian en sus excesivas dos horas de metraje. Un despropósito. Pero vayamos por partes.

La dirección de las hermanas es, quizás, lo mejor de la cinta, y eso tampoco es que sea nada bueno. Hay un par de escenas de acción bastante bien resueltas, como el primer ataque al protagonista o la persecución nocturna por la ciudad, pero el clímax no tiene garra y los efectos especiales son correctos, pero jamás pueden justificar ese desmedido presupuesto. Y es que las hermanas son famosas por gastar sin mesura, más que por otra cosa.

019178.jpg-r_1280_720-f_jpg-q_x-xxyxx

Y bueno, si la dirección es lo único rescatable, luego tenemos el guion, cortesía de las mismas hermanas, y que es un despropósito tras otro. No tiene alma, ni sustancia ni nada a destacar, siendo una fantasía espacial confusa y absurda, con personajes planos y sin gracia, y donde la desidia campa a sus anchas.

Se nota que han querido hacer su propia saga de películas juveniles (al estilo Crepúsculo o Divergente) y les ha salido el tiro por la culata. Aquí también tenemos una historia de amor, pero no puede ser más torpe y forzada, con una nula química de los personajes. Y es que las Wachowski parecen más preocupadas porque sus personajes sean eróticos y sensuales (algunos se pasean medio metraje sin camiseta) que no por contarnos una historia con sentido y alma.

Todo es superficial y vacío, y encima la película se toma demasiado en serio a sí misma, cuando al menos podría haber sido una mala película de esas de las que te ríes, pero ni eso nos han dado las muy canallas.

destino-jupiter-channing-tatum-mila-kunis

Hay intentos de humor en un par de ocasiones (como la familia sin gracia o el momento de los archivos), pero no funcionan y la película no se sabe muy bien qué quiere ser, si una aventura espacial épica, una película romántica espacial sin chicha o simplemente un pastiche trasnochado que realmente no aporta nada al espectador. Me quedo más bien con esto último.

Y después está el reparto… Pobre reparto. Todos son actores que han demostrado con creces que tienen tablas para el asunto, pero aquí ofrecen interpretaciones sosas y demenciales. Mila Kunis y Channing Tatum (sobre todo este último) actúan con el piloto automático, supongo que pensando toda la película en el sustancioso cheque que habrán cobrado por esta memez. Ella no sabe muy bien qué caras poner (aunque lo intenta) y él pone la misma cara todo el rato. Su química brilla por su ausencia.

Por ahí se pasea también un desaprovechado Sean Bean, intentando aportar algo de carisma al conjunto, pero realmente su personaje no aporta absolutamente nada y se queda en una declaración de intenciones.

eddie-redmayne-jupiter-ascending-gif-1

Y bueno, agarraos que vienen curvas. Eddie Redmayne como imposible villano, en uno de los personajes peor dibujados y patéticos de los últimos años, y con una actuación lamentable por parte del actor. Algo me dice que fue idea de las hermanas la forma de interpretar al patético villano, pero el actor ganador del Oscar no merecía algo así, la verdad, siendo su peor interpretación, pero de toda su carrera hasta que se jubile. No es que sea adivino, es que es imposible hacer algo peor. Terrible.

La verdad es que no entiendo quién demonios da luz verde a estas cosas y menos con ese dineral por detrás, pero en fin, luego pasa lo que pasa. De verdad que a veces pienso que Hollywood y sus estudios están dirigidos por monos. O quizás éstos harían un mejor trabajo que los que están ahí, porque madre mía…

En conclusión, estamos ante otro desastre confirmado, que no merece la pena y que ya ha sido olvidado por todos, como me sucederá a mí una vez le ponga el punto final a esta crítica. Y es que las Wachowski tuvieron su momento, pero lo tiraron a la basura. Y mira que lo han intentado… Éste es sólo otro ejemplo de su declive profesional, y la verdad es que debería ser el último. ¿Hasta cuándo seguiremos siendo atormentados? ¿Os he dicho ya lo de Matrix 4? Dadme paciencia…

unnamed

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: