Capítulo 0 – Temporada 2 – Crítica – Una segunda temporada tan hilarante como fallida y decepcionante

4D4A3051_H2-1-1024x576.jpg

Tenía bastantes ganas de ver la segunda temporada de Capítulo 0, ya que en su momento disfruté mucho con su alocada primera temporada, compuesta de seis episodios, y donde había más aciertos que errores, ya que los episodios divertidos y satisfactorios eran superiores a los fallidos y olvidables.

En esta ocasión, Ernesto Sevilla y Joaquín Reyes han optado por ocho episodios y, lamentablemente, debo reconocer que no sólo la mayoría de episodios son fallidos, sino que estamos ante una temporada menos redonda y lograda, siendo demasiado experimental y fallando estrepitosamente en sus pretensiones, que no son pocas.

Uno de los grandes problemas de esta nueva temporada es que el divertido Ernesto Sevilla ha preferido centrarse en la dirección de los episodios, cediendo todo el protagonismo a su compañero (igual de gracioso) Joaquín Reyes, y aunque éste da la talla en sus imposibles registros gracias a sus desternillantes caracterizaciones, se echa de menos al bueno de Ernesto, haciendo que el conjunto se resienta demasiado.

A continuación, iré detallando y desgranando lo ocho episodios que componen esta segunda temporada, uno por uno.

10319289-720x480.jpg

Reyes. La vida de Joaquín Reyes

Uno de los episodios más logrados (de la temporada), pero no por ello uno demasiado satisfactorio. Tiene buenos momentos, pero una vez finaliza te queda una sensación agridulce, ya que se nota que sus pretensiones eran gloriosas pero se queda en una simpática parodia de los biopics que no deja huella. Sin más.

Silly Gardens

Parodia de los falsos documentales, poco se puede rescatar de este episodio, siendo los mejores momentos cortesía de una fabulosa Miren Ibarguren (que tiene un don para hacer de lunática). No es una mediocridad, pero tampoco se te quedará en el recuerdo.

Terremoto

Una vez más, otra parodia, en esta ocasión de distintos tipos de género (como el de exorcismos, películas de mascotas o policías infiltrados). Seguramente se alinearon los astros, porque siendo un episodio absurdo y sin sentido lo vi con mejores ojos y supe apreciar la genialidad de la propuesta, al disparar tiros de ciegas y acertar en no pocos momentos. Lástima que Ernesto Sevilla, una vez más, salga tan poco (su personaje es el mejor del capítulo). No es ninguna obra maestra, pero sí uno de los mejores episodios de la temporada, lo cual tampoco es decir mucho.

10319293.jpg

El Pez Dorado

Tenía muchas expectativas depositadas en este episodio, ya que se nos cuenta la vida de Nicolas Cage, y de algo así solamente pueden salir momentos excéntricos y desatados, como los últimos años del incombustible actor. Lamentablemente, se desperdicia la oportunidad, aunque hay dardos acertados y el resultado final es correcto, pero poco más. Y es que la biografía (o explicación) de la carrera de Cage daba para más.

Sobredosis de amor

Un capítulo curioso y simpático, pero poco más. Plantea una idea interesante, y ver a Joaquín Reyes con acento siempre es un aliciente, pero tampoco es nada del otro aquel. Cumple, sin más.

Dinamarca

Uno de los peores episodios de la temporada, y mira que el punto de partida era más que interesante, pero juega muy mal sus cartas, provocando el tedio en su visionado. Ni siquiera su final lo salva de la quema.

10319291.jpg

La Gran Zapatiesta

Por fin Ernesto Sevilla ocupa su lugar como protagonista (de nuevo, junto a Reyes), pero lo hace en otro de los peores episodios de la segunda temporada. Y es que aquí ya no hay límites, y se supone que los hilarantes y bizarros momentos del episodio nos deben hacer gracia, pero más bien dejan con cara de circunstancia, ante un guion original y alocado, pero muy mal ejecutado. No todo vale…

Mi Padre

El mejor episodio de esta segunda entrega (y que rivaliza en calidad con los mejores de la anterior temporada) es también el más emotivo, sin renunciar al humor (en esta ocasión entrañable y con gracia), y todo en un marco navideño. Muy disfrutable y logrado, se nota el cariño puesto por Sevilla en el episodio, aunque no participe en el mismo como actor. Mención especial a la aparición estelar del genial Pablo Chiapella.

En conclusión, considero que ha sido un error por parte de Ernesto Sevilla renunciar a actuar en casi todos los episodios en pos de la dirección y los guiones, dejando que todo el peso recaiga en Reyes, que sale airoso la mayoría de ocasiones, pero cuyos secundarios (o apariciones especiales) no dan siempre la talla.

Capitulo-Ernesto-Sevilla-Joaquin-Reyes_2172692748_14050047_660x371

Y es que por mucho que te rodees de cameos (costumbre demasiado sobada por el señor Santiago Segura, y que no es sinónimo de nada, siendo solamente un recurso pueril para llamar la atención) y querer ir de extremos y pedantes, no significa que hagas arte, aunque sea a base del quién da más y del humor más absurdo posible.

Lamentablemente, y por mucho que se consideren los abanderados del humor absuder, les ha salido en realidad un experimento fallido, muy por debajo de sus primeros episodios (los de la anterior temporada) y que no acaban de funcionar, a pesar de algún capítulo logrado. Un producto decepcionante y olvidable, del que pocos capítulos se pueden rescatar.

Y es que hasta la idea inicial (presentada en la superior primera entrega) de que cada episodio se supone que es el primer capítulo de una hipotética serie se ha abandonado. Eso sí es absurder. Espero que se esmeren más en la próxima, ya que una buena idea se está quedando en un plato de difícil digestión no apto para todos los paladares. Una pena.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: