La “barriga” de Scarlett Johansson o el peligro de los medios y sus terribles mensajes

PORTADA

Recientemente ha saltado una de esas polémicas que parecen completas estupideces pero que si nos paramos a reflexionarlas un poco, son mucho más graves y peligrosas de lo que podíamos esperar en un primer momento.

Y es que una revista digital (que tienen más peligro que un político en un banco, y más si son de cotilleos…) ha publicado un artículo donde se habla de la barriga de la popular actriz Scarlett Johansson.

La revista (lo digo claramente) es Diario Gol (que ya me dirás…) y el artículo lo escribe una mujer… Luego se vende el mensaje de que las mujeres se protegen y que todas a una y cosas por el estilo, pero la realidad es bien diferente, y es que ellas mismas pueden ser el enemigo del feminismo auténtico. Pero esa es otra historia.

Pues bien, la foto en cuestión (para que comencemos todos a flipar al mismo tiempo) es esta:

scarlett-johansson

Exacto, señoras y señores, esta es la foto por la que muchos están criticando a la famosa actriz. No hay palabras… Y es que es obvio que la actriz está estupenda en la imagen y no tiene barriga alguna. Sólo un inútil sería capaz de ver una barriga ahí.

El citado artículo (que seguramente opte al Pulitzer…) destaca el hate que ha recibido la actriz de sus detractores (o directamente de gilipollas con mucho tiempo libre) haciendo mención a sus comentarios, que son los siguientes:  “¡Vaya barriga tiene Scarlett Johansson!”, “Madre mía cómo se ha puesto”, “¿Y esta mujer es una de las que tiene una de las mejores figuras de Hollywood? Yo flipo”, “Sabía que no es que fuera precisamente un esqueleto, pero no me imaginaba esta barriga” o “Bestial”

Asco. El caso es que el artículo (escrito por una mujer, lo recalco de nuevo) parece una especie de crítica a estas opiniones, pero les da voz (antes de que digáis nada, a mí me leen cuatro gatos y voy a profundizar más en el asunto) y el título es un auténtico click bait, perfecto para individuos morbosos y que ha conseguido su objetivo de llamar la atención. No cuela los comentarios de por qué no debe tener Instagram o que van a por ella. Leeros el artículo y veréis que es banal y nada profundo, sólo con la justificación de mostrar las dichosas fotos y llamar la atención. Demencial.

Scarlett-Johansson-de-biquini-hawaii-2012

Afortunadamente, no todo está perdido, y muchas voces críticas (y con sentido común) han denunciado en sus redes (Twitter, para ser más exactos) este hecho, algunos con comentarios bastante jocosos y divertidos, y llevándose las manos a la cabeza ante tamaña desfachatez.

Y todo esto recuerda a recientes casos como los de Jason Momoa, Rihanna o Russel Crowe. Este último también víctima de una reciente foto donde se le ve con una barriga pronunciada. Por un lado el señor ya tiene su edad y no suele actuar demasiado. Por otro lado, si no afecta a su salud, olé sus cojones. No entiendo por qué todo el mundo le tiene que exigir que vuelva a ser Gladiator cuando se ha ganado la buena vida como el que más.

Y sí, no voy a ser hipócrita. Yo también critiqué a Martin Lawrence por el tráiler de Bad Boys For Life, pero es que en esa hace de un agente de policía y se carga la credibilidad de la historia, no por otra cosa, que aquí un servidor no está para criticar, precisamente. Me parece genial que Lawrence se haya entregado a la misma buena vida que Crowe, pero es un tema que no tiene nada que ver, ya que uno hace de policía (en servicio) en su próxima película y el otro no. Así de simple.

russell-crowe.jpg

Y muy similar al caso de Johansson es el de Momoa, que fue duramente criticado por una foto en la que, sí, no se le marcaban los abdominales mostrados en la genial Aquaman, pero seguía estando estupendo y siendo la envidia de cualquier mortal, al igual que Scarlett.

Casos más graves son los de Demi Lovato (que no lo ha pasado nada bien) o Rihanna, con más curvas pero igual de estupendas (al menos en mi opinión). Lovato mostró recientemente su celulitis en una fotografía, siendo un acto total de valentía y un bofetón a la superficialidad de este mundo, aparte de un poderoso mensaje para personas que necesitan que sus ídolos demuestren la realidad de sus cuerpos y que no está mal tener celulitis.

Una vez hecho el repaso, debo decir que creo que se han superado las barreras de la decencia, y que cada cierto tiempo (por no decir cada semana) aparecen fotografías de famosas y famosos en la playa, destacando la ausencia de photoshop, e intentando destacar que son seres normales, cuando sólo generan el odio de una panda de acosadores y enfermos, y consiguen que gente con problemas se sienta mal.

DStZV-xX4AAqmdk.jpg

Porque sí, se está dando un mensaje pésimo (sobre todo a los jóvenes), criticando cuerpos que no tienen problema alguno, ofreciendo la idea de que no son perfectos, y por lo tanto, la gente que no se siente cómoda consigo misma (que no es poca) tampoco.

Basta ya, de verdad, de todo este odio, y de que revistas (ya sean las de cotilleos de los kioscos o las digitales) den alas a este tipo de comportamientos, poniendo el foco en los haters de internet (que son unas auténticas hienas sin escrúpulo alguno) y en el linchamiento público a actores y cantantes que no pueden tener ni un puñetero respiro.

Mucho me temo que la clave está en nuestras manos, y no es otra que criticar (como se ha hecho) y denunciar estos hechos, porque si miramos a otro lado va a seguir sucediendo y al final nadie podrá salir a la calle. Luego nos llevamos las manos a la cabeza cuando un adolescente se suicida por el acoso por parte de unos cerdos. La verdad es que este tipo de noticias y titulares no ayudan nada, os lo seguro.

Todos los nombrados están perfectos, y mientras ellos sean felices, si de verdad les admiramos y les queremos, nosotros también deberíamos estarlo. En nuestras manos está respetar y ser respetados, porque con este tipo de comportamientos no hacemos ningún bien a nadie. Y esta revista y “periodista”, menos.

Y eso es todo lo que tengo que decir.

scarlett-johansson

 

 

 

2 comentarios sobre “La “barriga” de Scarlett Johansson o el peligro de los medios y sus terribles mensajes

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: