¿Qué está pasando con las segundas partes? – 2019 será recordado como el año del fracaso de las secuelas – Box Office

portada.jpg

Todavía no ha terminado el año, soy consciente, pero hace meses que quiero hablar de este asunto y retenerlo más no tiene mucho sentido, por lo que ha llegado el momento. Y es que en este año 2019 casi todas las secuelas están fracasando (o decepcionando) de forma estrepitosa.

No deja de ser curioso, porque en años anteriores las secuelas solían ser éxitos y superar la taquilla de sus predecesoras, salvo honrosas excepciones, pero este año ha sido un auténtica pesadilla para Hollywood, que veía como estreno tras estreno de segundas partes se la pegaban de forma impactante.

Sí, han habido grandes éxitos (predecibles) como los Vengadores: Endgame, John Wick 3, Toy Story 4 o Spider-Man: Lejos de casa, y otros más moderados como los de Glass, Cómo entregar a tu dragón 3 o Hobbs y Shaw (que en realidad es un spinoff y que tampoco ha recaudado lo esperado, conviene destacar).

_105435499_hobbs_shaw_universal.jpg

Pues bien, vamos directamente a los fracasos y decepciones taquilleras, ya que las siguientes secuelas (casi todas las estrenadas este año) han sido sorpresas… y no muy agradables, y menos para sus productores. El siguiente listado va a seguir un orden cronológico de estreno.

La primera secuela que no cumplió las expectativas fue La Lego película 2, con un presupuesto desconocido (la productora no ha querido decirlo o yo no lo he encontrado), pero que dudo que hayan sido menos de 80 millones, habiendo recaudado en USA unos flojos 105 millones de dólares y mundialmente 191 millones de dólares.

No parecen malos números, pero si os digo que la primera hizo 257 en USA y 468 mundiales la cosa cambia, y mucho, ya que ha recaudado menos de la mitad que la original, que fue un gran éxito.

Se ve que esta secuela no era tan esperada como pudiese parecer a priori, y también es cierto que Warner colapso a la audiencia con estrenos como la Lego: Batman o Lego: Ninja, dos productos más que olvidados. Dudo que la productora se atreva con una tercera entrega, ya que si han sacado beneficios han sido bien escasos. Una pena.

Lego-Movie-2-Review-2.jpg

Luego tenemos la segunda parte de Feliz día de tu muerte (Happy Death), cuya primera entrega fue un éxito sorpresa y que, sinceramente, no era nada del otro mundo. Pero ya sabéis que sucede con el género del terror, que si no haces tropecientas secuelas, Hollywood revienta…

Al final ha llegado una prescindible y olvidable segunda parte, que ha recaudado 28 millones en USA (una basura) y 64 mundiales, habiendo costado sólo 9 millones de dólares. Sí, han habido beneficios, pero es que la anterior costó la mitad y recaudó 55 en USA y 125 mundiales. De nuevo, la mitad.

Desde Universal (la productora) ya han confirmado que no habrá tercera entrega (menos mal) y eso que la secuela tenía un final abierto, pero es lo que sucede cuando traes algo que nadie estaba pidiendo realmente, porque la primera era una simpática broma pero esta no tiene sentido alguno. Adiós muy buenas.

happydeathday2ureview.jpg

Luego tenemos Godzilla 2: Rey de los monstruos, que es otra secuela que no sé muy bien quién había pedido (aunque es algo superior a la aburrida primera parte), y que en USA ha hecho 110 millones y mundiales 385, costando 170 millones. No está mal, cierto, pero es que la anterior hizo 200 en USA y 524 mundiales, costando menos.

Y ojo, que Warner amenaza con una nueva entrega de Gozdilla vs King Kong, que ya me dirás… En fin, no es un fracaso, pero no está al nivel de la anterior entrega, perdiendo espectadores por el camino.

Y una de las grandes sorpresas del año es el semi-fracaso de Mascotas 2 (Secret Life of Pets 2) que parecía que venía para arrasar, al igual que la anterior entrega, que recaudó en USA 368 (una locura) y recaudó mundialmente 875 millones (otra locura), siendo un éxito indiscutible.

1563374291_231967_1563374538_noticiareportajes_grande.jpg

Pues bien, esta secuela ha recaudado 158 millones de dólares en USA (menos de la mitad de la primera…) y 429 mundialmente (más de lo mismo). La salva que ha costado 80 millones, y ha sido un éxito dentro de lo que cabe, pero ha recaudado la mitad de la primera, y es obvio que algo ha sucedido, ya que han perdido espectadores de forma desastrosa.

¿Qué ha podido suceder? Quizás los niños que exigieron a los padres ir a ver el remake de Toy Story que fue la primera han crecido y pasan de todo, o quizás la gente no quedó tan encantada con esa primera entrega como pareció a primera vista.

Lo que es seguro es que una tercera entrega sería una idea cuestionable, y yo soy Universal y no doy luz verde, y más con el flojo nivel de la secuela. Veremos, porque ha sido una de las decepciones más sonoras del año.

secret-life-pets-2.jpg

Y vamos con el que seguramente haya sido el mayor fracaso del año, y no me extraña, ya que es una de las peores películas del 2019 y una entrega que no había pedido absolutamente nadie (ni siquiera sus actores, que no pueden estar más desganados).

Y sí, me refiero a Dark Phoenix, que no hay por dónde cogerla y que ha costado 200 millones de dólares, cuando parece que ha costado 50, y estoy siendo muy generoso. El caso es que ha recaudado en USA 65 millones y 252 millones mundiales, más de los que merecía.

Su presupuesto ha sido de 200 millones, y si tenemos en cuenta que este tipo de producciones suelen gastarse como mínimo 100 millones en publicidad, los números no salen, siendo el gran fiasco de 2019. Más que merecido. De verdad… ¿quién había pedido esto? Aparte, es el cierre de una saga de casi veinte años, y creo que no ha podido haber un final peor y más desagradable. Para mí todo terminó en Logan. Mejor consuelo que ese…

image5cf860512bcf3.jpg

Y no son Warner, Universal o Fox las únicas productoras que toman malas decisiones, ya que Sony Pictures pensó que era buena idea hacer una nueva entrega de Men In Black sin Will Smith o Tommy Lee Jones, titulada Men In Black International, y protagonizada por los ascendentes Chris Hemsworth o Tessa Thompson

Pues bien, con un coste de 110 millones (ahí han sido inteligentes) ha recaudado 80 en USA y 253 mundiales. No ha sido un sonoro fracaso, pero es obvio que no veremos una nueva entrega con ese par de protagonistas, y es que cambiar al dúo principal no era buena idea, y este insulso producto (que un servidor ya ha olvidado) no era la mejor idea del mundo.

Luego tendríamos el caso de Annabelle vuelve a casa, tercera entrega de la muñeca y nueva de la saga Warren. No voy a entrar en muchos detalles, ya que ha sido un éxito (y más teniendo en cuenta su reducido presupuesto), pero sí se tiene que destacar que ha recaudado menos que la primera y la segunda parte, y eso conviene tenerlo en cuenta. Sólo eso.

chris-hemosworth-tessa-thompson-men-in-black-international-600.jpg

Este año no ha sido el de las secuelas de animación, y otro ejemplo perfecto es el de Angry Birds 2. La primera entrega recaudó 107 millones en USA y 352 mundiales. Pues la segunda parte ha recaudado 47 en USA y 142 mundiales. Los números hablan por sí solos.

Fracaso a todas luces, aunque ha costado 65 millones, y algún beneficio rascará, pero ha hecho la mitad de los números de la primera parte y es obvio que estamos ante el fin de la saga. Mucho me temo que los niños ya no quieren ir al cine…

Y otro ejemplo que no ha sido un fracaso, pero que se ha quedado a medio gas y ha decepcionado mucho (ya sea con sus números o como segunda parte) es el de It: Capítulo 2. La primera recaudó 327 en USA y 700 mundiales, una absoluta locura y que la convirtió en la película de terror más taquillera de la historia.

Pues bien, la secuela ha hecho 210 en USA y 452 mundiales, mucho menos que la primera parte, que llegó sólo hace dos años. La gente ha perdido el interés o quizás el boca a boca no ha sido tan bueno (la crítica ha sido más dura), pero es obvio que no ha sido el mismo impacto, aunque también se trate de otro éxito, aunque moderado. Una lástima.

itchapter2.png

Y otro fracaso que, sinceramente, tampoco ha cogido por sorpresa (al menos a un servidor). Y se trata de la quinta entrega de Rambo, titulada Rambo: Last Blood. Dejando de lado que es la peor de la saga y una cinta mediocre (que muchos la han defendido con uñas y dientes por puro amor al personaje), ha dejado mucho que desear.

Con un coste de 50 millones de dólares (exagerados, ya que luce como si fuesen 10), ha recaudado 44 en USA y 86 mundiales. Poco, muy poco. Obviamente, teniendo en cuenta los gastos en promoción, la cosa habrá quedado muy justa, aunque han hablado de pérdidas.

Cabe preguntarse por qué Stallone no apuesta por productos nuevos (como sucedió con la estupenda saga de Los Mercenarios/The Expendables) y sigue viviendo del pasado, ya sea con la saga Rocky o con esta nueva entrega de Rambo, que llega once años después de la anterior entrega (para un servidor la mejor de la saga), de forma tardía y cuando casi nadie pedía este regreso, y más viendo lo mediocre del resultado.

Lo que es seguro es que es el fin de la saga, ya que ningún loco va a meter un céntimo más en una nueva entrega del veterano de Vietnam… y no me extraña. Al igual que con Dark Phoenix, otro final lamentable e innecesario. Una pena.

1566482680_875585_1566482748_noticia_normal.jpg

Y por último tenemos dos estrenos recientes, siendo dos secuelas que se han dejado por debajo de sus predecesoras. Por un lado tenemos Maleficient 2, que ha costado la friolera de 180 millones, recaudando 70 millones en USA (muy poco) y 300 millones mundiales.

Todavía le queda recorrido, ya que se estrenó hace dos semanas, y quizás rasque un poco más, pero dudo que llegue a los 85 USA o los 350-400 mundiales. Éxito, quizás, pero la anterior hizo 241 en USA y 758 mundiales. Los números lo dicen todo, y parece ser que pocos tenían ganas de esta innecesaria y tardía secuela.

Creo que Disney debería tomar nota y pensarse mucho una nueva entrega, que dudo que llegue jamás a estrenarse, ya que esta secuela ha llegado sin hacer ruido y no ha tenido, ni por asomo, el impacto de la primera parte. Se veía venir.

maleficent-poster-teaser-wings-1200x630.jpg

Por otro lado, tenemos otra secuela mucho más tardía, diez años, que se dice pronto. Es la secuela de Zombieland, titulada Zombieland 2: Mata y remata, y que ha costado 42 millones, el doble que la primera, y que obviamente ha ido destinado a pagar a los protagonistas, la mayoría con sueldos más sustanciosos.

Pues bien, la película aún tiene algo de recorrido, pero en su estreno no llegó al número 1, y en USA lleva 50 y 67 mundiales, lo cual es muy pobre, y más teniendo en cuenta que la primera hizo (hace diez años, y con un reparto que no era tan conocido como lo es ahora) 75 en USA y 102 mundiales.

Obviamente esta nueva entrega no va a recaudar eso ni por asomo, demostrando que sólo los fans de la primera (y sobrevalorada) parte pedían una secuela. Quizás salgan las cuentas, pero dudo que haya muchos beneficios y dudo aún más que haya una nueva entrega, a pesar de que sugiera eso mismo al final de esta secuela. Era de esperar.

zombieland-2-tiro-de-gracia-critica.jpg

En conclusión, estamos ante un año atípico y extraño, donde las secuelas están resbalando de forma estrepitosa, y donde creo que estamos ante un antes y después en Hollywood, ya que el público ha pegado un golpe sobre la mesa y ha dejado patente que no va a pasar por caja a cualquier precio, y más si este no es reducido.

Hay un agotamiento en las secuelas, y creo que desde los estudios van a darle más vueltas para dar luz verde a según que proyectos, ya que no era buena idea productos como Dark Phoenix o Men in Black International, siendo una sorpresa lo de Mascotas 2 o IT 2.

Veremos qué sucede en el futuro, pero justo esta semana se ha estrenado la nueva entrega de Terminator, que nadie había pedido y después de anteriores entregas que habían sido grandes fiascos. De momento las previsiones son muy malas, y creo que será el final de la saga, pero Hollywood no para de insistir, y prefiere apostar por secuelas que por proyectos originales.

Ellos verán, ya que este año 2019 es un golpe de realidad. ¿Es el fin de las secuelas? Quizás no de todas, ya que hay éxitos, pero ojo, que la gente no es tonta y ya no paga por cualquier cosa, y menos por proyectos tardíos. Y ojo también a las secuelas de animación.

En breves nos llegan las nuevas entregas de Frozen, Jumanji  o Star Wars. Algo me dice que nos vamos a llevar alguna sorpresa. En ese caso traería una segunda parte de este artículo, si interesa. Tiembla Hollywood, el fin de las secuelas (innecesarias) ha llegado.

Theater hall with red seat and wide blank white screen

 

 

 

 

Anuncios

2 comentarios sobre “¿Qué está pasando con las segundas partes? – 2019 será recordado como el año del fracaso de las secuelas – Box Office

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: