El padre del año – Película Netflix – Crítica – El caos y el sinsentido se dan la mano en este bodrio de Netflix

AAAABWW9Dtqv6-6a-0ejW8TkaV0ikTRw9emgv6ZVQr-io_JuVB1wOee_xm1P35qqT0uirRyE5pDH6Q9j8W4gxnHWmv0HbmNAN9K_uSnnTdK4hdJIfmCWN4Dr.jpg

Por azares de la vida se me ha ocurrido probar suerte con esta comedia exclusiva de Netflix, producida por Adam Sandler (capaz de lo mejor pero también de lo peor) y protagonizada por su buen amigo David Spade, que en Estados Unidos es bastante conocido, pero aquí nos suena vagamente por el díptico de “Niños Grandes”.

Pues bien, a pesar de tener muchas películas y series pendientes, me apetecía una comedia y tenía curiosidad de ver qué podía salir de esto. La verdad es que la película no engaña a nadie, ya que los responsables son los que son y la sinopsis ya te lo dice todo. Vamos, que sabía dónde me metía.

Eso no quita que no se pueda criticar el producto que nos ocupa, ya que es una bobada sin pies ni cabeza, con un guion (por llamarlo de alguna forma) insulso, y que sólo tiene un par de momentos inspirados, siendo una de las comedias más estúpidas (en el mal sentido) de los últimos años.

maxresdefault.jpg

No me voy a meter en la dirección, ya que, aunque tampoco es mediocre, no se puede destacar nada de ella. En cuanto al guion, lo dicho, muy lamentable. La película es una sucesión de sketches y situaciones supuestamente divertidas, donde uno se queda expectante de ver qué personaje es más estúpido (curiosamente, los que hacen de padres se llevan la palma y los hijos salen mejor parados). Eso es todo.

No hay un hilo conductor y todo es tan caótico que ni siquiera hay un final en la historia. Está claro que el objetivo de la película es hacer pasar un rato divertido, sin complicaciones, pero no todo son golpes, caídas o chistes escatológicos. Por ejemplo, el momento más inspirado de la cinta es un comentario de uno de los protagonistas sobre su daltonismo. Ese humor es el más divertido, pero desgraciadamente la película prefiere ir a lo fácil.

La película está repartida en cuatro tramas. La del padre perdedor, la del padre perdedor que no quiere que se sepa, y la de sus hijos, uno que no sabe qué hacer con su vida y otro con una trama romántica que se deja ver, pero realmente no va a ningún lado.

father.jpg

David Spade es el gran reclamo y cumple como personaje bizarro y excéntrico. Se le da bien hacer ese tipo de papeles, pero repite algunos ticks de su actuación en “Niños Grandes”, donde tiene un personaje muy similar. Se le ve entregado y suyos son los momentos más divertidos e hilarantes del film. Poco se puede decir del resto del reparto, ya que hacen lo que pueden.

En conclusión, estamos ante una tontería, sin sentido alguno, pero si te gustan este tipo de productos, disfrutarás como un enano. Yo me he reído un par de veces, pero me ha quedado la sensación de estar ante un producto perezoso y vacío, que no tiene razón de ser. Vosotros mismos.

Lo mejor: Algún gag suelto y la entrega de Spade.

Lo peor: Todo lo demás.

FatheroftheYear_Feature2

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: