La maldición de las brujas – The Witches (1990) – Una rareza olvidable que no se justifica ni por su espléndido maquillaje

witchposter1 (1).jpg

De pequeño visualicé una película sobre unas brujas que estaban en un hotel y conspiraban contra los niños. La película era extraña y grotesca, sobre todo por el maquillaje de las brujas, y me dio muy malas vibraciones en su visionado, por decirlo de alguna forma.

Con el anuncio de que Robert Zemeckis iba a hacer un remake de este proyecto, recordé el título, y me dispuse a visionarla de nuevo, ya que tenía bastante curiosidad y Netflix disponía de ella en su catálogo, por lo que, el trato estaba hecho.

Pues bien, ese revisionado me ha servido para confirmar que estamos ante una rareza mediocre, con alguna virtud, pero que es fallida y olvidable, ya que, aparte del maquillaje y el toque de la década de su producción, no tiene nada más que ofrecer.

screen-shot-2018-06-19-at-10-01-47-pm.png

La dirección es resultona y tiene algún momento bastante inquietantes, también gracias a los efectos de maquillaje y a las actuaciones. Respecto al guion, es una adaptación de un popular cuento, y sinceramente, no hay por donde cogerlo.

Los personajes son ridículos, el niño protagonista no tiene carisma y la villana no es tan espléndida como se suele comentar en las críticas. Todo acontece ante nosotros sin que nada tenga mucho sentido, la verdad.

Y bueno, qué decir del final… igual de patético que el resto del conjunto. Sin lugar a dudas, los años han hecho daño a la película, y me refiero a la parodia que son los personajes, no a sus efectos de maquillaje, que es lo único digerible que tiene la cinta.

witcxhes.jpg

En cuanto al reparto, sólo Anjelica Houston consigue destacar, pero como ya he indicado, tampoco es el mejor papel de su carrera.

Sin lugar a dudas, estamos ante un cuento de terror, no apto para niños, grotesco y exagerado, además de fallido y olvidable. No sé qué pretende Zemeckis, pero será difícil presentar un despropósito como este.

No obstante, entiendo su estatus de culto, ya que, para la época, puedo entender que impresionase y asustase a tantos niños, porque creo que esa era la finalidad de sus responsables.

Un cuento bizarro y extraño, con un maquillaje logrado, pero que no justifica su visionado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: