Aladdin (1992) – Crítica – Un clásico fabuloso y lleno de magia que marcó a una generación

aladdin-1.jpg

Dentro de poco se estrena la adaptación en imagen real de “Aladdin”, clásico del año 1992, que al igual que otros de la época como “El rey León” o “La Bella y la Bestia”, marcó a una generación, entre los que me incluyo.

Me ha parecido oportuno hacer un revisionado de esta estimable cinta (además de que hacía años que no la veía) para poder ir fresco a ver su remake, dirigido por Guy Ritchie (uno de mis directos favoritos, pero que tengo serias dudas de que sea el idóneo para encargarse de este complicado proyecto) y con Will Smith como el Genio (en una decisión, a priori acertada, pero que puede salir rana).

Las primeras impresiones no son muy positivas, gracias a unos trailers extraños y unos diseños excéntricos y demasiado digitales (y sí, me refiero sobre todo al Genio). Pero ya tocará hablar de dicho remake (que muchos auguran como un fracaso de público y crítica), ya que ahora conviene diseccionar esta obra imperecedera e imprescindible que es Aladdin.

1280_aladdin25_abu_disney.jpg

Por un lado, tenemos la excelente animación, que aún hoy sigue impactando y siendo un referente (al igual que los otros clásicos nombrados), con efectos digitales que no chirrían del conjunto final (al contrario que otras cintas animadas) y con unos diseños de escenarios y personajes espectaculares (atención a las expresiones de los protagonistas). Una obra de arte.

En cuanto al guion, la película se pasa como un suspiro, y quizás dejen con ganas de más (aunque también es posible que, al saberse la película de memoria, tenga ese efecto). Ese sería el único “pero” (por poner alguno), que le encontraría a la cinta, ya que los personajes son excepcionales (que ahora iremos con ellos), y se abraza, sin pudor alguno, conceptos como el del feminismo y el empoderamiento de la mujer (y sin meterlo con calzador, como hace su hermana Marvel…). Hablamos de una película que tiene casi treinta años, que se dice pronto, cuando el feminismo no tenía la fuerza que tiene ahora… ni de lejos (y que es un tema que también supo abordar de forma excepcional la también fabulosa “Mulan”).

En cuanto a los personajes, tenemos al gran protagonista que da nombre al título de la película, Aladdin, en un personaje redondo y lleno de matices, que enseguida provoca la simpatía del espectador y con el que se empatiza sin problemas. Seguramente, uno de los mejores personajes de la casa (y del cine de animación).

https_2F2Fblueprint-api-production.s3.amazonaws.com2Fuploads2Fcard2Fimage2F8617942F67306910-7afc-4a7e-b125-4e87f37c9db1.jpg

Luego tenemos al Genio, un secundario de lujo sin el cual, la película no sería lo mismo, ya que aporta el humor (desenfrenado e hilarante, sobre todo para la época) y ternura que se requiere, subiendo muchos enteros el resultado final. Imprescindible.

Por otro lado, tenemos a Yasmin, que como ya digo, es un personaje femenino fuerte, que toma sus propias decisiones, y que, junto a Bella de “La Bella y la Bestia”, empezó a romper los tópicos de la princesas Disney (y de cualquier cinta). Esto sí es feminismo, y no las tomaduras de pelo que vemos hoy en día, repito, treinta años después.

El resto de secundarios están geniales (como el sultán, Abu o Iago), pero destacaría a Jafar, un villano sin escrúpulos, con sus dosis de sarcasmo y mala baba, y que, de nuevo, se encuentra entre lo mejor de la factoría del ratón más famoso de todos los tiempos. Impagable.

52.png

Y bueno, qué decir de la banda sonora… La película no sería lo mismo sin esas canciones, que se quedan en la memoria y es imposible olvidarse de ellas, siendo pura magia y obras de arte, a cada cual mejor.

Sin lugar a dudas, la película se benefició de la época dorada de la compañía más poderosa del cine (le pese a quien le pese), y los resultados están ahí, siendo un proyecto que sigue en los corazones de tantos niños, años después.

Lo tiene muy difícil el remake para llegar, siquiera, a la suela de los zapatos, pero con que entretenga me conformo, aunque algo me dice que estaremos ante un nuevo bodrio, y es que la moda de los remakes en imagen real ya cansa y no aporta nada, y más cuando te limitas a copiar el material original sin pudor alguno, y las aportaciones “originales” restan más que suman. Pero esa es otra historia.

En conclusión, estamos ante un clásico Disney de los mejores, fabuloso y entretenido como el que más, con una animación excelente, unos personajes entrañables, una historia muy bien desarrollada y una banda sonora perfecta. Una película maravillosa, que es pura magia. Si no lo has visto… ya estás tardando. Imprescindible.

aladdin-1

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: