Hellboy (2004) & Hellboy 2 (2008) de Guillermo del Toro – Crítica – Dos entregas realizadas con cariño y buen hacer

450_1000.jpg

En breves se estrenará la nueva versión de “Hellboy” (que es un “reboot”, no una nueva secuela, que nadie os engañe), y creo que es oportuno recordar dos interesantes y muy entretenidas películas del mismo personaje dirigidas con mano firme por Guillermo del Toro, en el que es, para un servidor, su mejor trabajo junto a “Blade 2”, ya que creo que sus otras obras están más que sobrevaloradas (sobre todo la ganadora del Oscar, “La forma del agua”).

Antes de comenzar con las películas, debo aclarar que he leído varios cómics del personaje (y varios son unos seis tomos), y me han parecido tan olvidables como fallidos, siendo una obra totalmente sobrevalorada y que no merece dicha fama, pero oye, si gracias a eso hemos tenido estas dos películas, más que mejor.

Pues bien, recuerdo con cariño el año 2004. En abril se estrenó la primera entrega en Estados Unidos, y a España llegó en Octubre de ese mismo año… Eran otros tiempos, desde luego (menos mal), pero un servidor fue con entusiasmo al cine esperando ver un producto entretenido y con gracia, y es precisamente lo que me encontré, ya que quedé asombrado ante su protagonista (carismático como él solo) y las buenas intenciones del producto final.

hellboy-desktop-wallpaper.jpg

En dicha primera entrega, hay un esfuerzo de Del Toro por realizar un producto por encima de la media, que luce mucho más de lo que costó (66 millones muy bien invertidos), a pesar de que se supone que la película transcurre en Nueva York pero está rodada en Praga (debido al ajustado presupuesto), lo cual se nota demasiado, y quizás es el único reproche técnico que se le puede sacar a la cinta.

La dirección de Guillermo del Toro no es ninguna obra de arte, pero las escenas de acción cumplen de sobra y todo encaja a la perfección, como los citados efectos especiales o algunas “set pieces” que harían las delicias de algunos blockbusters con más presupuesto.

Y es posible que Del Toro fuese fan de los cómics, pero dotó a la película de algo de lo cual carecían aquellos, alma. Y también humor, imprescindible en la franquicia, y sin lo cual, la película (y su secuela) no serían lo mismo. Mención especial, también, para los momentos emotivos y románticos. Muy logrados.

590152-hellboy-critica-primera-pelicula-guillermo-toro.jpg

Pero si por algo destacó esta película, sobre casi todas las cosas, es por su actor protagonista, el gran Ron Perlam, que hasta ahora había sido el eterno secundario, y por fin recibió un “caramelito” de su amigo Guillermo, en un personaje que le viene como anillo al dedo, con su tono chulesco pero entrañable. Una joya de protagonista que atrapa desde su primera aparición. Impagable.

Lamentablemente, esta estimable obra, no tuvo éxito en USA (no logró recuperar presupuesto) y mundialmente apenas rozó los 100 millones de dólares. No obstante, fue un éxito en los videoclubs, y después de que el director encadenase una serie de éxitos (más artísticos que de taquilla), Universal (la productora de la primera entrega es Sony) confió en él con una secuela que cambió bastante el tono y el estilo.

Se estrenó en 2008 (esta vez con pocas semanas de diferencia, como debe ser), y Del Toro apostó por un tono menos oscuro y más colorido, y lo englobó todo en el marco de los cuentos de hadas y fantasía, lo cual tampoco chirriaba con lo visto en la anterior entrega, pero es cierto que se le fue un poco la mano con según que decisiones, y es obvio que la primera entrega está más lograda, a pesar de los méritos de su secuela.

hellboy3.jpg

La película tiene cosas muy interesantes, como (de nuevo) “set pieces” muy logradas, algunos personajes y, sobre todo, (y al igual que en la primera parte) los diseños, aunque aquí se apuesta por el “más y mejor”, ya que la película luce impecable técnicamente. No obstante, el clímax es bastante descafeinado, y da menos de lo que promete. Al final nos queda una secuela un poco inferior, pero que entretiene y divierte casi por igual, que no es poco.

Esta segunda entrega costó mucho más (85 millones), y volvió a ser un (semi) fracaso en Estados Unidos (75 millones), pero mundialmente salvó un poco la papeleta (160 en total), pero los productores no se atrevieron con una tercera parte, y tras años de rumores, todo quedó sepultado hasta que ha llegado el “reboot”.

Es una pena que Guillermo del Toro no pudiese finalizar su trilogía, y siempre nos quedará la curiosidad de cómo hubiese finalizado todo, ya que el final de la secuela era más que abierto. El pobre Guillermo siempre quiso sacar el proyecto adelante, pero a pesar de su fama y los aplausos recibidos por otras (inferiores) obras, poco más se habló del tema, hasta que llegó la confirmación final.

a586fa317504b0e9b2490f4620287cb4.jpg

La verdad es que no entiendo por qué no lo ha finalizado todo con una cinta de animación o un cómic, ya que estoy seguro de que tenía una idea para esta tercera parte, pero bueno, siempre nos quedaremos con la duda.

En conclusión, dos entregas entrañables, cuidadas, entretenidas, divertidas y con un protagonista de diez, que espero que no caigan en el olvido, porque son mucho mejores de lo que se ha dicho de ellas.

Ahora llega el “reboot”, con unas críticas pésimas y una taquilla desastrosa (puede ser el mayor fracaso del año). Es obvio que nadie pedía más “Hellboy”, pero no juzgaré el producto hasta haberlo visto.

Gracias Guillermo, por estas dos obras, muy superiores al cómic, y con un Ron Perlam inolvidable.

YZCx8Fk.jpg

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: