Especial Pokémon en los Videojuegos

PORTADA.jpg

Con motivo del inminente estreno de “Detective Pikachu”, he considerado necesario (y también me ha apetecido) traeros un especial sobre el recorrido de Pokémon en los videojuegos, pero, lo dejo claro ya, bajo mi experiencia, ya que voy a comentar los videojuegos que he tenido la oportunidad de jugar, que no son todos los que han salido al mercado, aunque también repasaré esa moda que duró menos que un telediario, que es Pokémon GO.

Pues bien, mi incursión en los videojuegos de Pokémon no empezó con el Azul o el Rojo (los primeros que salieron al mercado, en el año 1996), sino con el Amarillo para Gameboy, que salió a la venta en el año 1998, con la diferencia respecto a los dos primeros de que podías llevar a Pikachu, que consiguió gran popularidad gracias a la serie de televisión (que por cierto, también seguía, así como la primera película estrenada en cines).

Debo decir que para mí fue todo un descubrimiento, ya que, te podrá gustar más o menos, pero es un juego realmente adictivo, donde vas descubriendo nuevos pokémon en cada paso que das en la aventura, y encima puedes intercambiarlos con otros jugadores con el mismo juego, aparte de que, en un movimiento inteligente por parte de los desarrolladores, cada color tiene sus propios pokémons exclusivos, por lo que, o te comprabas dos veces el mismo juego (estoy seguro que más de uno cayó en eso), o buscas amigos que tengan el otro color e intercambias pokémon sin que haya un mañana.

tumblr_m7bul81ajc1rt091s.png Pikachu-Pokémon-Amarillo.jpg

La fórmula fue innovadora, y desde el minuto uno, se convirtió en una moda, que, más de veinte años después, sigue al pie del cañón, con el inminente estreno de “Detective Pikachu”. Después llego una nueva entrega, para GameBoy Color, y divida de nuevo en dos “colores”, Oro y Plata. Yo me decanté por el primera, ya que me llamaba más, y de nuevo la experiencia fue cautivadora, aparte de volver a jugar la baza de los pokémon exclusivos y con nuevos diseños, aunque se perdían algunos personajes clásicos por el camino, pero todo no se puede tener.

Si hay una cosa que ha sido mítica en esta saga de videojuegos, y que, si no voy mal, empezó a destacar en esta nueva etapa, son los pokémon legendarios, difíciles de conseguir, y por los que todo el mundo estaba expectante y ansioso de tenerlos. Recuerdo que una vez me encontré uno, pero no hubo forma, y mira que intenté, pero mi gozo en un pozo.

Después, en un nuevo salto de generación, llegaron las versiones Rubí y Omega a GameBoy Advance, y de nuevo me decanté por la de colores más vivos. Los gráficos avanzaron bastante, aunque se mantuvo el estilo “Zelda”. Sobra decir que todavía cuento con todos estos juegos en mi poder, y no me pienso deshacer de ninguno de ellos jamás, ya que son joyas de una generación donde no todo estaba inventado y que supusieron unas aventuras muy entretenidas y repletas de secretos, y donde cazar pokémons era una verdadera adicción.

hqdefault.jpg pokemon-ruby-version-pocketmonsters-rubi-gameboy-advance-gba-D_NQ_NP_878802-MLM28938904429_122018-F 

En estos tres juegos comentados, los gráficos, como ya he indicado, tenían un estilo “Zelda”, y era fabuloso meterse entre las plantas para descubrir qué nuevo pokémon nos podíamos encontrar. En cuanto al sistema de combate, era por turnos, y teníamos que tener bastante actualizados a nuestros “guerreros” para no perder en los gimnasios pokémon o en los torneos.

Y por supuesto, se notó, y mucho, el salto gráfico entre consolas, ya que, primero llegó el color, y luego una gran mejora gráfica, que aún hoy, funciona, y me refiero al de GameBoy Advance, obviamente.

Creo que hubo una ligera caída de popularidad a partir de ese lanzamiento, o al menos yo lo noté así, o quizás lo achaqué a que no compré más versiones y nuevas entregas, hasta la llegada del nuevo Pokémon a 3DS, siendo estas las versiones Sol y Luna (y de nuevo adquirí la de colores más vivos). Me lo compré, después de tantos años apartado del mundo Pokémon, ya que tenía nostalgia y me embarqué en la aventura sin dudar (y empujado, también, por las excelentes notas que obtuvo), y puedo confirmar que fue una decisión más que acertada (aunque el juego conlleva mucho tiempo, y es difícil implicarse como antaño, sobre todo si tienes responsabilidades en la vida).

pokemon-sol-luna.jpg

Dicho juego nos volvió a traer nuevos personajes con nuevos diseños, y la calidad gráfica fue excelente, con unos colores muy vivos, y unos gráficos sobresalientes, sobre todo para una portátil, y que nada tienen que envidiar a los de cualquier consola de sobremesa. Sin lugar a dudas, creo que cogieron lo mejor de los juegos de antaño, y aportaron nuevos elementos totalmente acertados.

Y por dios, qué decir del nuevo intercambio de pokémons… ¡por internet! Un movimiento extraordinario que permitía cambiar a los entrañables personajes con cualquier parte del mundo, aunque claro, con ese sistema donde no tienes al otro al lado, y lo haces a ciegas, te endosaban cada bicho, que madre mía… pero esa es otra historia.

Creo que este último videojuego (que disfruté como un enano) se acercó a la perfección, y me hizo recordar porque esta saga es tan recordada y aplaudida, porque en lo suyo es única, por mucho que se la haya intentado imitar, fracasando siempre en el intento. Una serie de videojuegos, todos ellos, espectaculares, entretenidos e inolvidables.

450_1000.jpg

Y no me quiero olvidar de “Pokémon Go”, que supuso una auténtica revolución… durante menos de seis meses. La verdad es que fue una locura lo que supuso este juego (o dispositivo) para móviles, y creo que el punto de partida era interesante y original, aparte de que invitaba a caminar más, que siempre viene bien. Pero claro, la gente es como es, y empezaron a venir los peligros (como gente cruzando sin mirar por la calle, o acumulación de personas buscando un pokémon legendario y haciendo creer que era un atentado terrorista…).

Sin embargo, debido a la falta de actualizaciones y al rápido aburrimiento del personal, la cosa se fue a pique en medio año, y hoy, nadie habla ya de esta experiencia, y dudo que vuelva a resurgir, a no ser que aporten novedades importantes. Yo lo probé y no me gustó, aparte de que no tiene nada que ver con los videojuegos comentados, o al menos esa fue mi percepción.

Y por último, conviene destacar el videojuego para 3DS de “Detective Pikachu”, que todavía no he podido jugar, pero que tengo la intención de hacerlo, y que ha dado pie a la película, que promete ser un verdadero homenaje para los fans de estos emblemáticos personajes. De momento las críticas son más que favorables, y es posible (tampoco es nada difícil), que estemos ante la mejor adaptación de un videojuego, lo sabremos en breves.

En conclusión, estamos ante una saga de videojuegos clásica y fabulosa, que aún hoy en día hace ruido, y que forma parte de la infancia (o adolescencia) de muchos de nosotros. Espero que sigan saliendo nuevas versiones en cada generación, porque, solo con que no traicionen a la saga y aporten novedades atractivas, el trato está hecho. Imprescindibles.

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: