Gigantes – Segunda Temporada – Crítica (Sin Spoilers) – El desenlace de la familia Guerrero

450_1000.jpg

Por fin he podido visionar la segunda (y última) temporada de “Gigantes”. De la primera temporada (crítica aquí), dije que se trataba de la mejor serie española de la historia. Y es que quedé prendado de su historia, su dirección y sus personajes, y por ello tenía muchas ganas de echarle el guante a esta nueva entrega.

Tanto es así que me he visto los seis episodios que componen la nueva entrega en unas horas, del tirón y sin pausas. Lo cierto es que tenía las expectativas muy altas, debido al mencionado nivel de la primera parte, y quizás por ello he quedado bastante decepcionado ante el desenlace de los Guerrero.

Y es que, si se le podía poner un “pero” a la primera entrega es que habían una serie de sub-tramas, algunas protagonizadas por la hija de Tomás, que, si bien es cierto que tiene una continuación en la temporada dos, considero que retrasan el ritmo de la serie. Es más, en esta segunda temporada, hay demasiados personajes e historias, algunas de las cuales no aportan nada o no interesan lo suficiente, cuando es obvio que la clave de la serie son dos personajes: Daniel y Tomás.

gigantes-daniel-grao-1553250257.jpg

Son sus constantes cara a cara, su química y su rivalidad, y las escenas que comparten, lo que le da vida a la serie. Es una lástima que eso no sea ni el 30% de esta nueva entrega. Y la verdad es que la nueva temporada empieza muy bien, con un gran ritmo y escenas impactantes, pero al final se van por tramas secundarias (los tíos) que restan al conjunto.

Sinceramente, esperaba otro tipo de desenlace y de historia, y creo que de los seis hay tres capítulos muy logrados, y el resto decentes, sin más. Y sí, el final es tan impactante como insatisfactorio. Una lástima.

Es curioso que tantos críticos y espectadores hayan aplaudido este desenlace, cuando pocos alabaron su estupenda primera temporada como se merecía, pero es que esta segunda ha sido mucho más promocionada, y la cosa cambia.

fotonoticia_20190206171028_640.jpg

Y si tenemos que hablar de los apartados de la serie, la dirección de Urbizu vuelve  ser brillante (de los mejores de este país), la banda sonora genial (me encanta el tema principal) y el reparto sobresaliente (todos ellos). Por tanto, solo me fallaría el guion.

Y hablando de reparto, si tuviera que enumerar a todos los excelentes intérpretes que actúan en esta serie no acabaría nunca, así que me voy a centrar en dos. Uno es el genial Isak Férriz como Daniel, en un personaje único, que vuelve a dejar el listón muy alto. Por otro lado, tenemos a un comedido y metódico Daniel Grao como el ambiguo Tomás, con un rol complejo y del que sale airoso, porque es un gran actor. Sin ellos dos, la serie no sería la misma.

En conclusión, estamos ante una segunda temporada decepcionante y fallida, pero nunca mediocre, que no está a la altura de la primera temporada (ni de lejos), y que es una oportunidad perdida para coronar a esta serie como la mejor. Al final se ha quedado un poco en tierra de nadie. No obstante, se agradece que traigan historias así y me ha gustado la de la familia Guerrero, aunque su final no ha estado a su altura.

210730.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: