Leaving Neverland – Crítica – El documental que destapa la dolorosa verdad sobre Michael Jackson

image5c91871a11cf0.jpg

Lo voy a dejar claro desde el principio: Nunca he sido fan de Michael Jackson. Sí, sus canciones son legendarias y es uno de los artistas más reputados y conocidos de la historia. Por lo tanto, ni me fascinaba ni me causaba rechazo alguno como artista, simplemente me gustaban algunas de sus canciones, ni más ni menos.

Aclarado este punto, debo reconocer que tenía mucha curiosidad por ver este documental, que está causando mucho revuelo y polémicas varias, y del que todo el mundo habla, y es que, en él, dos víctimas de los abusos del cantante hablan sobre lo que tuvieron que sufrir cuando eran niños.

Y no me he dejado el típico “supuestamente” que se usa en estos casos por amor al arte. No, esta es historia es verdadera, y solo basta escuchar a estas dos víctimas, Wade y James, que han podido salir adelante pero cuyas vidas jamás volverán a ser las mismas, para darse cuenta de la veracidad de sus (desgarradores) testimonios.

5c9325f48e02a.jpg

Es doloroso escuchar sus historias, como sentían admiración por su ídolo, y como él lo usó (sin piedad) en su contra para manipularles y conseguir sus objetivos. Un depredador (sexual) enmascarado como un niño grande. Y es que me hace gracia los que dicen que estaba enfermo y no había tenido infancia… Una memez para intentar justificar las fechorías indefendibles de un ser abominable que destruyó las vidas de tantos niños. Y es que estoy seguro que aún quedan muchos por hablar.

Considero que Dan Reed, director del documental, ha sido inteligente al no demonizar hasta el extremo la figura de Jackson (aunque cada uno puede hacerlo a su manera, como es mi caso), y da el absoluto protagonismo a las dos víctimas, que cuentan la historia desde el principio y con detalles, que, advierto, son demasiado duros.

Mención especial para el papel de las madres (los padres están en segundo plano), una de las cuales recibió parte de la culpa por parte de la familia, y es que, la pregunta es obvia: ¿Cómo permites que tu hijo de 7 años duerma con un adulto durante años? A mí jamás se me ocurriría, y la respuesta está clara: fama y dinero.

file_20190318120753.jpg

Sinceramente, he empatizado con las dos víctimas (obviamente) y con muchos familiares, pero con las madres, ni por asomo, y creo que sí tuvieron parte de culpa por su falta de responsabilidad y ansias de fama. Asqueroso, pero así de podrido está el mundo.

Y ojo, que son cuatro horas de documental, dividido en dos partes, pero cada palabra, reflexión y testimonio es importante, y por otro lado, no se hace largo, aunque casi todo el metraje tengas un nudo en el estómago.

Por lo tanto, estamos ante un documental tan duro y agridulce como brillante y necesario, que debería marcar la senda y animar a otras víctimas a no callarse y dar el paso, porque ellos no son los culpables, bajo ningún caso. Gracias Wade y James por dar el paso, aunque haya sido muchos años después, ya que seguro que no ha sido nada fácil.

268567.jpg

Llegados a este punto, yo tengo claro lo que voy a hacer: se acabó escuchar más a este monstruo (y no me refiero a su vena artística), que, lamentablemente, jamás pisará una prisión. No te digo que tengas que quemar sus discos y sus camisetas. Se le puede querer por su música, yo no voy a juzgar a nadie (solo faltaría), pero mis sentimientos son esos, y solo espero que este documental sea muy visto y ayude a muchas personas, porque, lamentablemente, hay muchos “Michael Jackson’s” por el mundo (este documental podría haber sido sobre cualquier otro famoso) y debemos estar preparados y en alerta.

Seáis fans o no del artista, creo que su visionado es obligatorio, ya que no solo es sobre la culpabilidad de Jackson, sino sobre la destrucción de la infancia de dos niños que solo querían estar con su ídolo. Y eso les puede pasar con cualquiera. Y es que este mundo puede ser tan maravilloso y hermoso… como terrorífico y cruel. Un documental imprescindible.

michael-jackson-leaving-neverland.jpg

Anuncios

2 comentarios sobre “Leaving Neverland – Crítica – El documental que destapa la dolorosa verdad sobre Michael Jackson

Agrega el tuyo

  1. Hola Javi, tengo que decirte que he visto el “documental”, y he de decir que no estoy muy de acuerdo contigo en tomarlo como la prueba de que Michael Jackson abusó de estos chicos ya que no aportan ninguna prueba empírica de que tal cosa sucediera, además, no me cuadra que ellos mismos, incluso de adultos, negasen tajantemente haber sido abusados precisamente cuando había tantas sospechas sobre él (Jordan Chandler fue el único que dijo haber sido abusado, pero luego ya de adulto se retractó, el caso se resolvió con un acuerdo extrajudicial por 23 millones de dólares), y sea ahora mismo cuando han decidido hablar para denunciar a los representantes legales del artista ya fallecido, además, no me cuadra el hecho de que Wade Robson acudiese al funeral del artista (siendo adulto, podría reconocer perfectamente haber sido abusado y no se me ocurriría ir al funeral de mi abusador).

    Ojo, no quiero caer en el error de “bueno, como es Michael Jackson y es mi ídolo, no podría haber hecho eso, no puede ser mala persona” (muchos grandes artistas y famosos en general han tenido conductas despreciables en sus vidas privadas, pero no es por ello por lo que deben ser recordados, debemos evitar caer en el error de tomarlos como referentes morales), pero si tenemos en cuenta los testimonios de estos dos chicos, hay que tener en cuenta también los testimonios de tantos otros que estuvieron con Michael Jackson en el rancho y que jamás sufrieron ningún abuso (como Macaulay Culkin). Una cosa que sí queda clara es que Michael Jackson tuvo una infancia muy difícil y estresante, siempre ensayando, siempre de gira y sufriendo los terribles malos tratos de su padre que no paraba de explotarle, lo que tal vez le llevó a querer desarrollar extraños vínculos de amistad con niños, percibiéndolos como gente inocente y desinteresada que le podían ofrecer las experiencias de juego, ocio y diversión que jamás tuvo en su niñez (no soy psicólogo pero es una posibilidad), aunque definitivamente sí que es extraño que durmiese con niños. Personalmente Michael Jackson me parece el típico multimillonario filántropo (no paraba de hacer donaciones a causas benéficas) pero además con algun desorden mental fruto de su infancia y estilo de vida. A mí el documental me ha dejado con muchas dudas y por lo general me pareció muy sensacionalista y extremadamente parcial.

    No me parece bien que ahora la gente pretenda borrar todo lo que tenga que ver con Michael Jackson cuando su contribución a la música ha sido de tal magnitud, nos guste o no. Si hacemos lo mismo con todos los artistas al final se vaciarán las librerías, los cines y no se escuchará prácticamente nada en la radio ni en las salas de conciertos. Deberemos quemar todos los ejemplares de Alicia en el país de las maravillas ya que Lewis Carroll fue sospechoso de abusar de niñas, deberíamos quemar también los libros de Lovecraft ya que era sospechosos de ser muy racista, deberemos destruir toda la obra de Da Vinci (ya que en su momento fue acusado de sodomía), y lo mismo con Elvis Presley (sospechoso de haber maltratado y violado a su novia) y Sylvester Stallone (sospechoso de dos violaciones en los años 80), entre otros.

    En fin Javi, perdona el tocho, a mí también me pareció muy convincente el documental al principio, pero si luego te paras a analizarlo ves que realmente hace aguas y parece que hay muchos intereses económicos detrás. Los artistas son eso, artistas, y debemos recordarles por su obra, no por lo que hicieron en sus vidas privadas (lo que no quita que no deba condenarse).

    Me gusta

    1. Buenas Dani.

      A mi me convenció, pero es que llevaba años sospechando de Jackson (cuando estaba vivo) y este documental me lo confirmó.

      Cada uno es libre de creer lo que quiera, yo también he visto que hay cosas que se han discutido del documental, pero luego está lo que te dice tu instinto, y mantengo mi opinión.

      Respecto a Da Vinci…no veo que tiene de malo lo suyo xD

      Saludos y gracias por comentar 🙂

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: