15 películas que no merecían ganar el Oscar – La injusticia de los premios de Hollywood

portada.jpg

Pues sí, toca hablar de la injusticia de los Oscars a lo largo de los últimos años, concretamente en la categoría de “Mejor Película”. Y es que hay casos muy sangrantes, donde se han premiado a películas olvidadas, y en algunos casos, directamente mediocres, y encima, con una competencia buenísima.

En fin, como comenté en otro día en otro medio, “me fío de los académicos de los Oscars como de una anaconda en ayunas”. Sin más dilación, voy a empezar con el repaso a las películas que considero que no merecían la preciada estatuilla, empezando por 1998, y acabando por la última edición.

Como siempre, espero os guste y, por supuesto, se agradecen vuestros comentarios.

Shakespeare in Love (1998)

sAEAALDKLIJ2f91cL02uErWoAzH.jpg

Empezamos fuerte. En serio, ¿de verdad alguien se acordaba de esta mediocridad? Hablamos de una comedia sin gracia, sobre el supuesto enamoramiento del popular escritor, con una doncella que se hace pasar por hombre en su obra de teatro “Romeo y Julieta”. Sobre el papel puede sonar muy bien, pero os aseguro que estamos ante uno de los productos más olvidables de los últimos años.

Ni siquiera su espectacular reparto salva de la quema esta abominación. Sin duda, los académicos (y críticos de la épica), quedaron embobados por su vestuario y su historia de época, pero, como ya digo, hoy nadie la menciona ni por error. Y encima se llevo varios premios, aparte del premio gordo. Injustificable.

¿Y sabéis que es lo peor? Que competía con la magistral “Salvar al Soldado Ryan”, del bueno de Stevie (Spielberg), y que se tuvo con conformar con el oscar a Mejor Director y algunos premios técnicos. Una vergüenza.

Una mente maravillosa (A Beautiful Mind) (2001)

342489.jpg

Drama televisivo que hoy en día causa bochorno (hasta de los que en su momento la aplaudieron), y es que estamos ante una bobada del director más irregular de la historia del cine (hola, Ron Howard), y que solo se salva por su entregado reparto.

Y ojo, que competía con “La Comunidad del Anillo”, pero claro, era la primera. Otra que nadie recuerda.

Chicago (2002)

film-chicago.jpg

Otra con la que, en su momento, todo el mundo perdía el pompis, por ser un musical plagado de estrellas. Pues bien, hoy, cuando se habla del género, esta no sale ni por asomo. Yo pienso lo mismo que el primer día que la vi: pérdida de tiempo.

Que sí, que su reparto es genial y está entregado (Catherine Zeta-Jones se llevó el Oscar a casa), pero aparte de algún número musical, la cosa se queda en tierra de nadie. Basta con decir que, después del éxito de esta, se han confiado proyectos millonarios al director, y todo han sido un fracaso.

Million Dollar Baby (2004)

million-dollar-baby-cover-2004-636-380.jpg

Seguramente estemos ante una de las películas más flojas del sobrevalorado director (para mí, lo digo antes de que llueven los cuchillos), y es que estamos ante un drama que se llevó el Oscar a casa por sorpresa, sin hacer mucho ruido, y todo debido a su final, dramático como el solo, porque del resto poca cosa se puede rascar.

Sé que soy insufrible, pero lo vuelvo a preguntar, ¿alguien se acuerda de ella? Ni siquiera cuando se hace repaso de la filmografía del director, donde destaca mucho más (la nominada) “Gran Torino”. Otro error de los Oscar, aunque es cierto que la competencia era nula.

Crash (2005)

CRASH.0.jpg

Seguramente estemos ante uno de los galardones más bochornosos de la historia, ya que hablamos de una película tan correcta como olvidable, digna de una tarde de Antena 3, y que (y esto es lo peor de todo), encima competía con la (aún recordada) “Brokeback Mountain”, un drama muy superior.

Es obvio que los académicos (cobardes y anticuados) no se atrevieron a premiar una historia de amor homosexual, y fueron a lo fácil, por descarte. Lo que consiguieron es perder (aún más) el poco prestigio que les quedaba.

No preguntaré si os acordáis de esta, porque es que creo que no se acuerdan ni sus responsables.

No es país para viejos (No country for old men) (2007)

NoCountry.jpg

Una de las peores (y más aburridas) películas de los hermanos Coen, es la que se llevó el gato al agua. Curioso. Y bueno, no entrare en el debate de la interpretación de Bardem, que no acabamos nunca, pero de la misma forma que aquel no mereció Oscar alguno por un par de muecas, tampoco la película, que, de nuevo, ya pocos recuerdan, y no está entre lo mejor de sus directores. Yo se lo hubiese dado a la superior “Pozos de Ambición (There Will Be Blood)”.

Slumdog Millionaire (2008)

slumdoglarge1.jpg

Estamos ante una película entretenida y correcta, pero que no es nada del otro aquel, y de nuevo, ya nadie recuerda. Pues bien, se llevo el Osca a casa, y ojo, que ese mismo año se estrenó el clásico “El Caballero Oscuro (The Dark Knight)”, que ni siquiera fue nominada, cuando este año han nominado a “Black Panther”.

Y bueno, fuera de “TDK”, la competencia era escasa, y claro, ganó este drama televisivo, sobrevalorado como el que más, y del que, os aseguro, hoy en día reniegan todos los críticos que la aplaudieron en su momento.

Por cierto, a raíz de la polémica con la secuela de Batman, se amplió el número de nominadas a 10, lo cual se ha mantenido hasta ahora (aunque este año son ocho las nominadas).

Hollywood is different.

El discurso del Rey (The King’s Speech) (2010)

kings-speech-quad-poster.jpg

Este quizás sea el caso más particular, ya que estamos ante una buena película, pero debemos ser objetivos y preguntarnos: ¿alguien la recuerda? ¿es mencionada como un ejemplo de cine? Porque su competidora sí, y hablo de “La Red Social”, que todavía hoy es recordado y es mucho mejor, siendo una obra fascinante.

De nuevo, los académicos se equivocaron de cabo a rabo.

The Artist (2011)

el-artista.jpg

Una simpática película muda en blanco y negro, pre-fabricada para engatusar a los académicos, nostálgicos del Hollywood de antaño, que cayeron en la trampa. De nuevo, nadie la recuerda, ni siquiera como buena película, demostrando, una vez más, que los académicos son miopes. Aunque la competencia tampoco es que fuese la mejor, precisamente.

Argo (2012)

6a00d8341bfb1653ef01a3fcf2babb970b.jpg

Volvemos a encontrarnos ante una película correcta y muy entretenida, pero, seamos sinceros, no es el mejor trabajo de Affleck (sus dos anteriores trabajos son muy superiores, y ojo, que aquellos no fueron nominados). No obstante, Hollywood se rindió a sus pies, hasta el punto de ofrecerle ser el nuevo Batman, y todos sabemos como ha acabado eso.

No obstante, lo más sangrante es que ese años estuviesen nominadas las (infinitamente) superiores, “Los Miserables” o “Django Desencadenado”. No hay excusa.

12 años de esclavitud (2013)

12years-poster.jpg

Este caso me fascina, porque estamos ante la respuesta de los académicos a las acusaciones de racismo de los últimos años. Al final, premiaron un drama olvidable, que de nuevo, ya nadie recuerda, que solo sirvió para darnos a conocer a la estupenda actriz Lupita Nyong’o. Fin.

Birdman (2014)

202.jpg

La verdad es que sigo buscando una explicación a este caso, ya que estamos ante una tragicomedia que casi nadie entendió, eso sí, con un fabuloso reparto, con un sobresaliente Michael Keaton, el cual se tendría que haber llevado el Oscar a casa. Y encima, la siguiente película de Iñarritu, “El renacido”, es muy superior y no se llevó el premio a casa. Y sí, ese año estaba también nominada la magistral “Whiplash”. Ver para creer.

Moonlight (2016)

img_ateodoro_20170123-115226_imagenes_lv_otras_fuentes_moonlight-poster-kzDD-U41362440832703G-992x558@LaVanguardia-Web.jpg

Otra muestra de que los Oscars querían quedar bien, porque estamos ante un drama tan correcto como, de nuevo, olvidable, y que, a pesar de haber pasado solamente dos años, ya nadie recuerda ni se tiene como ejemplo de buen cine. Y ese año competía con la magistral “Hasta el último hombre” de Mel Gibson. En fin…

La forma del agua (The Shape of Water) (2017)

905625.jpg

Una película bizarra, que me dejo igual que estaba, y que, apenas un año después de su triunfo, nadie se acuerda de ella. Increíble.

Desde luego, no está entre los mejores trabajos de su director, Guillermo del Toro, en una película poco original y bastante ridícula.

Y lo peor es que ese año competía con la genial “Tres anuncios a las afueras”, que debería haber sido la gran triunfadora de la noche, pero en fin, ahí lo tenemos, otro error imborrable.

Y bueno, finalizo con “Roma”, la película más sobrevalorada del año pasado, y que en breves nadie recordará, por mucho que se diga, ya que sé que este año va a ganar el Oscar, cuando debería ganarlo “Green Book”, una comedia infinitamente superior a cualquier película mencionada en este listado.

¿Qué opináis vosotros? ¿Son justos los premios Oscars? Yo lo tengo claro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: