Tu cara me suena – Final – María Villalón gana la edición

maria-villalon_f1a570dc_767x512.jpg

Ya ha llegado, por fin, la final de Tu cara me suena 7, una de las ediciones más extrañas y fallidas de su historia, pero jamás llegando al nefasto nivel de su anterior entrega. Pero ya entraremos en materia.

El bueno de Jordi Coll, que tendrá actuaciones mejores que otras, pero siempre aporta luz y buen rollo al programa, se la jugó como Jon Bon Jovi, aunque claro, sabía perfectamente que no iba a ganar. No obstante, hizo de un correcto Bon Jovi, con su voz rasgada, y una actitud sobresaliente. Un concursante de diez, aunque solo sea por su actitud, de esos que deberían estar todos los años.

A continuación le toco el turno a Soraya, que no es una gran imitadora, pero sí más lista que el hambre, que hizo de Jenny Lind, con un tema emotivo y que toco la patata del personal, y claro, fue un movimiento maestro, sobre todo para una final. Eso sí, en Twitter la pusieron a caldo (menos sus fans), como viene siendo habitual, diciendo que Soraya había hecho, como no, de Soraya, y coincido bastante. Lo dicho, una concursante que en otra edición se hubiese estrellado, es de las más destacadas en esta (tercera), y su mejor número (para mi) fue el último. Curioso.

58.jpg

Anabel Alonso hizo de Lina Morgan, y no fue como finalista, es decir, no se jugaba nada, y de nuevo, sonó a Anabel Alonso (a pesar del peloteo del jurado, exagerados en sus valoraciones, como siempre), porque esta actriz, imitadora, lo que se dice imitadora, no es. Pero oye, como rezaba la canción que interpretó: “gracias por venir”, porque, a pesar de no haber alcanzado el nivel de otros comediantes como Silvia Abril, Arturo Valls o José Corbacho, ha sido un acierto de casting, que ha aportado buenos momentos a esta edición, a pesar de sus excesos.

María Villalón, la merecida ganadora, hizo de Pasión Vega, en un gran número, aunque no fue de sus mejores (porque ha tenido imitaciones estupendas). Seamos sinceros, este año no ha habido ninguna Roko ni ningún Blas Cantó (y en menor medida, ningún Miquel Fernández), pero sí alguien ha imitado por encima de la media, esa ha sido María. Menos mal que ha ganado ella, porque otra cosa hubiese sido una injusticia. En fin, la mejor de este año y la justa ganadora. Cosas que pasan.

El señor Carlos Baute, que ha sido la gran sorpresa de este año, se arriesgó con Manolo Escobar (que hay que tener huevos), y claro, eso era una misión que ni las de Tom Cruise. Por ser suaves, dejémoslo en que no fue de las mejores actuaciones del bueno de Carlos. Eso sí, el esfuerzo estuvo ahí, pero no era un número para una final. Lástima. No obstante, gran concursante, y un justo finalista.

58 (1).jpg

Otro que no se jugaba nada en la final, era José Corbacho, que hizo de Miguel Bosé cantando con la voz de Luz Casal (¿?), lo que viene siendo un “playback” de toda la vida, en el número más bizarro de la noche. Se quiso hacer algo parecido a lo del año pasado con David Amor, y aunque el resultado fue bueno, no estuvo al mismo nivel. De nuevo, recalcar que estamos ante un concursante imprescindible y que siempre ha aportado humor y buen hacer a sus actuaciones. Gracias José.

Y todo finalizó (en lo que respecta a finalistas) con Mimi, haciendo de Lady Gaga, en una actuación con garra y emoción, pero fallida, al fin y al cabo, y es que, esta muchacha, aparte de su simpatía y saber bailar y cantar, no es imitadora, y se ha notado en casi todas sus actuaciones. Ha sido una buena concursante, pero no de las mejores, ni de lejos.

Y llegó el momento de Manu Sanchéz, al que le metieron el marrón (por si no hubiese sido poco el machaque que ha tenido este año) de cantar junto a otro Manuel, Carrasco concretamente, que si es cantante, para ser más concreto, y que canto 30 segundos, siendo generoso. Y bueno, Manu se pareció a Carrasco como un huevo a una castaña, eso sí, en una actuación emocionante. Y a pesar de que Manu no ha sido un gran imitador ni cantante, agradezco su participación, porque ha cumplido su objetivo de showman y ha tenido buenas actuaciones (por mucho que diga el jurado).

58 (2).jpg

Y sí, volvió Yolanda Ramos, después de dos años. La he criticado en varias ocasiones por no volver al programa, pero se ve que ha roto relaciones con Telecinco y ahora puede. Para mí, una de las concursantes más sobrevaloradas de la historia del concurso.

Brays Efe hizo de Bray Efe… perdón, de Miki, de OT 2018… por fin sacan algo de esa olvidada edición. En fin, una actuación olvidable para un concursante igualmente olvidable, ya que ha sido la gran decepción de este año. Y es que se esperaba mucho de él. Al final “Paquita Salas” ha sido una gran losa para el bueno de Brays, que ha dejado bien claro que el humor no es lo suyo… bueno, ni cantar ni imitar. Lo de actuar prefiero no meterme…

Y bueno, toca hablar de las puntuaciones finales. Quinto quedo Jordi Coll, en una posición predecible. Lo dicho, enorme concursante (y persona). Y una de las sorpresa de la noche fue la cuarta posición de Mimi, la cual no sentó bien ni a los participantes ni a ella. Y sí, lo reconozco, no tengo futuro como vidente, ya que llevo semanas diciendo que ganaría ella, dejándome llevar por su éxito en OT 2017. En fin, buena concursante, pero no la mejor.

58 (3).jpg

En tercera posición quedo Soraya, en otra sorpresa de la noche. Lo dicho, no valgo para vidente. Muy merecido, porque no ha sido la gran concursante que han dicho, desde luego. Gracias por venir…

En segunda posición quedo Baute (muy merecido), y María Villalón fue la ganadora de esta edición (cuando estaba cuarta, según el jurado). Un premio merecido, que redondea una edición que no ha estado a la altura de sus concursantes.

Y por cierto, a recalcar que, según las puntuaciones del concurso y del jurado, Soraya era primera, y quedo tercera y Mimi segunda, y quedo cuarta. Y ojo, que la ganadora, María Villalón estaba cuarta… un año extraño y sorprendente, desde luego.

sin-cambios-tu-cara-me-suena-6-apuesta-por-lolita-y-chenoa.jpg

Unas puntuaciones super merecidas y justas. El público ha demostrado su buen hacer y su buen gusto. Grande el público, que ha votado con corazón pero también con cabeza. Y a destacar que los dos finalistas coinciden con mis gustos. Mejor… imposible.

En conclusión, una final descafeinada y carente de garra, pero que me ha dejado un buen sabor de boca, gracias a la justicia del público (que ha demostrado tener más experiencia y raciocinio que el jurado), con esa sorprendente victoria de María Villalón, y que ha zanjado una edición floja y olvidable, como ya digo, nunca tan mediocre como la anterior, pero sí fallida.

Y es que este concurso se merece un buen descanso, porque ya satura, y eso que el casting de este año ha sido bastante bueno (gracias a gente como Corbacho, Villalón, Baute, Sánchez o Coll), y ni aún así. Quizás sea un servidor, que está agotado de ver casi lo mismo año tras año. No lo descarto, pero, definitivamente, una edición que no está a la altura de otras ediciones mucho mejores. Eso sí, final sorprendente. Enhorabuena Villalón, eres la justa ganadora (como llevo diciendo desde el principio de esta edición).

maria-villalon-kO7G--620x349@abc.jpg

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: