Tu cara me suena – Programa 10 – Review – María Villalón gana una gala llena (de nuevo) de injusticias

img_fcastanyer_20181201-020135_imagenes_lv_terceros_tcms10_22-kgPE-U453246255710aRC-992x558@LaVanguardia-Web.jpg

Buenas a todos.

Es cierto que esta edición está remontando y resultando ser mejor de lo que servidor esperaba. Es cierto que las galas están siendo más interesantes y el nivel de los concursantes es muy bueno (bueno, de casi todos, se entiende). Es cierto que hay humor y buena honda entre los compañeros. Pero también es cierto que están habiendo muchas injusticias, cortesía del jurado. Y no, no me refiero a la merecida victoria de María Villalón. Pero como siempre… no adelantemos acontecimientos.

En primer lugar actuó Carlos Baute que no estuvo mal como Ricky Martin, pero este buen hombre nos tiene acostumbrados a un nivel mucho más alto, y claro, cuando no lo alcanza, se le castiga. No obstante, se le perdona (al menos por parte de un servidor).

Anabel Alonso nos trajo un número bastante bizarro (como es habitual en ella), interpretando (por decirlo de alguna forma) a Daniel Romo, con una canción de esas que te hace preguntarte en que pensaban los que organizan el programa. Mira que hay canciones… en fin, eso daría para otro artículo entero. Como no, la buena de Anabel hizo pleno con los cuatros. Y no injustamente, precisamente.

58 (4).jpg

Mimi trajo una extraña Britney Spears, ya que el tono de voz era bastante irregular, y a pesar de notarse la intención de imitar, la cosa quedó bastante rara. No fue su mejor imitación, desde luego.

El pobre Brays Efe hizo de Julio Iglesias (que todos somos hijos suyos, hasta es capaz de ser su propio padre, atravesando un bucle temporal, porque no se le escapa nada a este casanova), y yo, considero, que no estuvo nada mal. Es más, ya no me da tanta rabia este buen hombre (Brays), y todo tiene una explicación: una vez el jurado ha visto que no pueden rascar nada de él, le están machacando con las notas, y a un servidor ya le sabe hasta mal.

La verdad es que se nota el cambio del jurado, ya que cuando empezaba el programa, Brays hacía las imitaciones al mismo nivel, y todo eran elogios. Eso se acabó. Y por eso ahora me compadezco de él, hasta el punto de que entiendo su frustración por los artistas que le dan, ya que son de un carca (con permiso de Julito) que echa para atrás.  Claro que luego le toca Rocío Jurado y se alegra. En fin…

58 (5).jpg

José Corbacho dio miedo como Mazinger Z (que ya me dirás la gracia de arruinar la infancia a más de uno). Pero por otro lado, este gran hombre siempre tiene un as en la manga, y, sin vergüenza alguna (ese es su don), se implicó (como siempre, sin excepción) con el personaje. No todos pueden decir eso, ahí lo dejo.

Jordi Coll, que siempre aporta buen rollo al programa, imitó a “Imagine Dragons” (que es un grupo que me encanta), y, aunque le dijeron que se había parecido bastante y le puntuaron muy bien, yo discrepo, y creo que no fue de sus mejores actuaciones (al contrario de lo que le dijo Llàcer, que le aseguró que había sido su mejor actuación). Ha tenido mejores, al menos para un servidor. De todas formas, siempre es un placer verle y escucharla, haga lo que haga.

Manu Sánchez hizo de Alejandro Fernández, y, por fin, obtuvo notas decentes (que tampoco muy buenas). Podrá gustarte o no, pero lo que es seguro es que siempre pone pasión a sus imitaciones, y eso es siempre de agradecer. Gran fichaje.

María Villalón ganó la gala como Dolores Vargas “La Terremoto”, de forma, como ya he indicado, más que merecida. Pero ojo, porque está tercera en la tabla, con Mimi segunda y Soraya primera… increíble. Por cierto, muy bonito el gesto de María de cederle el premio a Corbacho para donar a su asociación.

58.jpg

Y sí, ahora viene la injusticia (así, a secas), ya que Soraya está primera en la clasificación, y no lo merece. ¿El por qué? Sencillo, porque el jurado siempre infla sus notas (Latre le puso un 12… infumable). No sé si le deben algo o hay un contrato por medio para que no quede mal en la clasificación, porque tan bien no lo hace (y el público no es idiota), pero lo único que consiguen es que hayan críticas hacía la cantante (y de ahí el comentario final de Manu) y el tongo se huela a kilómetros, porque, oye, la chica no lo hace mal, pero tampoco es la mejor, ya que Villalón le da mil vueltas y está tercera, por detrás de Mimi (que tampoco es para tirar cohetes) y de la susodicha. Incomprensible. Solo espero que, en la final, el público actué con cabeza (y con corazón).

Cierto es que, seguramente, este sea el año más reñido, pero es que las injusticias no se deben consentir y se tienen que criticar, y para eso estoy yo aquí. Después de todo eso, una gala decente, de nuevo.

tcms-corbacho.jpg

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: