Anuncio de Lotería de Navidad 2018 – ¿Nueva metedura de pata o por fin hacen las cosas bien?

captura-anuncio-loteria.jpg

Buenas a todos.

Ya ha salido, como cada año, el “esperado” anuncio de lotería de Navidad. Obviamente, el anuncio ha vuelto a hacer mucho ruido, pero, de momento, no negativamente, como así ha sido otros años, y con razón.

Me voy a remontar a partir del año 2013, donde cinco cantantes (alguna lamentablemente ya no está entre nosotros, así que intentaré ser lo más respetuoso posible) hicieron el mayor de los ridículos, aunque no fue culpa suya (más bien de los responsables del anuncio… y de sus agentes, que no les avisaron), en lo que parecía un (involuntario) homenaje a “The Walking Dead” y que provocó risas (y sustos) allá por donde pasó. Una delicia.

Por otro lado, cómo olvidar uno de los anuncios más manipuladores de la historia (quizás el que más), que fue el del 2014, en el cual un hombre no había apostado justo ese año y al final el del bar le había reservado un boleto (he visto capítulos de “Expediente X” más creíbles que esto), que provocó lágrimas entre un sector de la población (lo he visto con mis propios ojos) pero también duras críticas por jugar con las emociones (que realmente es el objetivo final de este tipo de anuncios de Lotería). Yo considero que es “porno emocional”, pero eso sí, la cantidad de memes que salieron a partir de este anuncio, son impagables.

Montserrat-Bustamante-Pastori-Loteria-Navidad_TINIMA20131112_0731_18.jpg

Luego nos llegó (en 2015) un anuncio sin chicha ni limoná, el de Justino, que tenía menos gracia que hacerle el amor a un rallador de queso, que encima era un “remake” del anterior año (los guionistas hicieron de todo menos escribir), y que generó mucha indiferencia, y no me extraña. El peor anuncio posible (junto con el del año pasado, que ahora iremos con ello).

En 2016 salió otro anuncio manipulador y bastante tramposo, que volvió a generar críticas (desde el de 2013 esto es así), y que, personalmente, me dejó bastante indiferente, con la señora que pensaba que había ganado y su familia siguiéndole el juego. Insufrible.

Peor fue el año pasado, con el anuncio dirigido por Alejandro Amenábar (qué ha pasado con este buen hombre es un misterio, después de dirigir esa obra maestra que es “Tesis” o la muy estimable “Abre los ojos”). Pocas veces he visto algo tan ñoño y a la vez tan vacío. Un anuncio extraño, frío, sin alma y muy prescindible y olvidable. Casi peor que el de Justino.

B2W4eAgIcAAybMf.jpg

Pues bien, ha llegado el turno del nuevo anuncio de este año, titulado “22 otra vez”, protagonizado por el gran actor Luis Bermejo y dirigido por Javier Ruiz Caldera, director muy solvente, responsable de películas como la correcta “Promoción Fantasma”, y otras correctas pero algo fallidas, como “3 bodas de más” o “Anacleto”, y que dentro de poco nos traerá la temible “SuperLópez”, y quizás por eso le han encargado este anuncio, a modo de promoción, para que su nombre suene más. Nada que objetar.

El anuncio homenajea a ese clásico de la comedia (y que os recomiendo encarecidamente) que es “Atrapado en el tiempo”, haciendo alusión al día de la Marmota, y repitiendo el mismo día una y otra vez. Sí, se vuelve a jugar con los sentimientos y con la idea de “compartir” (cuando el mundo esta lleno de egoístas que venderían a su madre por cuatro duros… y no, no va por un servidor), pero el anuncio no se hace pesado ni eterno como otros (obviamente me refiero al largo no al que ponen en televisión), está bien dirigido e interpretado (es lo que pasa cuando escoges profesionales y no modelos…) y resulta tan intrascendente como simpático.

Y quizás por eso no haya levantado tanta polémica, porque no engaña a nadie y tiene claras sus intenciones. Para mí, el mejor anuncio hecho hasta el momento, por su simpleza y esfuerzo en dar algo decente. Que ojo, tampoco es ninguna maravilla, pero después de años de patochadas varias y anuncios engañosos y vacíos, ya era hora de que se esmerasen un poco.

No obstante, esto ya se ha convertido en un juego y una apuesta (y no lo digo por el sorteo de Navidad), por lo tanto, apuestas… ¿qué nos traerán el año que viene: tomadura de pelo desternillante y sin sentido o (como en esta ocasión) algo digerible? HAGAN SUS APUESTAS.

descarga.jpg

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: