Pesadilla en la Cocina – Repaso a la sexta temporada – Un programa entretenido y necesario

1525871186_246581_1525871788_noticia_normal

Buenas a todos.

Ya tenía ganas de hablaros de este programa.

Pues sí, hace un tiempo que me he vuelto adicto a este genial programa, entretenido como el que más, y del cual me he pegado un empacho de capítulos (ya los he visto casi todos).

Pues bien, que puedo decir de este programa que no sepáis ya. Es la versión patria de un popular programa llamado “Kitchen Nightmares”. Capitaneado por el carismático y gruñón Alberto Chicote, es un programa donde el popular chef visita diferentes restaurantes (no solo de España, ya que también ha ido al extranjero), y su misión consiste en remontar el negocio, ya que sea porque la cocina es una marranada (que es así en casi todas las ocasiones), porque el servicio es malo, porque no se saben vender, porque la carta es un caos, etc. Cualquiera vale.

Hay muchos factores que pueden hundir un negocio, y Chicote es el encargado de llegar y obrar el milagro: Levantar un negocio, casi nada. Y todo ello en unos días, lo que se traduce en una hora de programa. Una duración perfecta, no hace falta ni más ni menos.

713026-600-338

Como ya he indicado, el programa es entretenido a rabiar. Ojo, habrá programas mejores que otros, por supuesto, no es oro todo lo que reluce, y es verdad que han habido restaurantes y personajes sin garra que han dejado tibio el visionado, pero hay otros programas que son oro puro, ya sea porque Chicote esta “on fire”, por los personajes que aparecen en el mismo, por lo emotivo e interesante de la situación o por un cúmulo de todos estos factores.

Que decir de Chicote. Tiene tan malas pulgas como buen corazón. Es comprensivo y sabe escuchar, y se le nota que hace esta programa con ilusión, porque no nos engañemos, es un show, sí, pero también va a ayudar a la gente, a sus familias y a mostrarnos lo dura que puede ser la hostelería, ninguna broma. Ya os aseguro que un servidor no va a abrir un bar o restaurante en la vida.

Chicote-3

Me gustaría hacer un repaso a la reciente sexta temporada, ya que ha habido bastantes cosas a destacar.

Para empezar (ojo a esto), de los diez locales que ha intentado salvar Chicote esta temporada, solo se han salvado cuatro. Mizuna Thai y Tetería Nazarí (de los cuales me alegro muchísimo), el Olé, y el Rosal. Cuatro de diez. No es para estar muy contentos, la verdad.

Pues que decir de esta temporada. Creo que ha sido una de cal y otra de arena, ya que ha habido capítulos que ya son clásicos del programa y otros que me han dejado bastante frío.

Entre los que son leyenda nos encontramos con Generación del 27, con esa cocinera agresiva y marrana, su dueño vividor y el camarero más tonto de todos los tiempos, o con La Casuca, donde la propietaria haría temblar a a la niña del exorcista.

pesadilla-cocina-temp-6_generacion-27_6

El caso es que esos dos programas fueron míticos, por motivos no muy positivos, como que los personajes eran terribles a más no poder, pero una cosa no quita la otra. Nos lo hemos pasado bien.

Por otro lado, han habido buenos programas, más tranquilos, que me han dejado un buen sabor de boca, como Mizuna Thai, Casa Pili o Tetería Nazarí. Tres buenos programas, con tres buenos propietarios, sobre todo el el caso del restaurante asiático, con un crack en las cocinas.

Respecto a lo regular, el del Racó Maritim me pareció un programa entretenido, pero a la vez me dejo un poco extraño, así como lo dejo en ni frío ni calor, cero grados.

Y los que sí me han frío, son los de A Cañada, donde solo destacaron los primeros veinte minutos de programa, por la estafa de la fabada; El Rosal, que a pesar de haber movida, me dejó casi igual. Sentimiento cero; El Ole, más de lo mismo, a pesar de un par de momentos divertidos, y el último programa Phoenix, que tampoco fue nada del otro aquel.

Por lo tanto, como ya digo, tenemos una de cal y otra de arena, pero en conclusión, creo que ha sido una gran temporada, con momentos imborrables, como la cocinera Estefania rompiendo los escaparates o Marí Ángeles, la camarera propietaria vacilando a los clientes, que son oro puro.

pesadillaenlacocina-2-655x368

Y como he mencionado, solo han sobrevivido cuatro de los diez restaurantes y me alegro mucho por Yon, del Mizuna Thai y por Mohamed de TeterÍa NazarÍ. dos personas que se merecían una segunda oportunidad. Bravo por ellos. Y bueno, de los que han cerrado… algunos ni me sorprenden.

Y ahora toca esperar a la séptima temporada, que estrenarán el año que viene, ya que personajes siempre habrá, y también gente de gran corazón que necesita la ayuda de Chicote, que de eso también va el programa, no lo olvidemos.

En conclusión, estamos ante un programa que os recomiendo desde ya, si no habéis tenido oportunidad de verlo.

De lo mejor del panorama televisivo actual. Muy recomendable.

pesadilla_1851124903_1629406_660x371

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: